Más noticias

Vizcarra rechaza golpe de Estado en Perú

El mandatario peruano descartó que planee un golpe de Estado contra el Congreso.

El presidente peruano Martín Vizcarra enfrenta la furia del fujimorismo tras la detención de Keiko./AFP.
El presidente peruano Martín Vizcarra enfrenta la furia del fujimorismo tras la detención de Keiko./AFP.

Lima, Perú.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, rechazó el jueves que vaya a dar un golpe de estado, en respuesta a denuncias hechas desde el Congreso por un sector de la oposición conservadora.

"Nadie está pensando, nadie en el Perú, salvo unos cuantos políticos, están pensando en la posibilidad de un golpe de Estado que descartamos categóricamente", dijo Vizcarra a periodistas desde la región Moquegua, al sur del país.

"Rechazamos cualquier insinuación", apostilló el gobernante.

Congresistas de Fuerza Popular (derecha) y del ala conservadora del partido socialdemócrata Aprista sostienen que el gobierno tiene en marcha un plan para disolver el Congreso e intervenir al Ministerio Público para remover al fiscal general, con quien Vizcarra está enfrentado.

La bancada "aprista denuncia que el Ejecutivo prepara un proyecto de ley para reorganizar el Ministerio Público, violando su autonomía constitucional y creando una Junta Transitoria de Fiscales para nombrar a dedo a un nuevo Fiscal de la Nación Transitorio", denunció el congresista Jorge del Castillo a través de su cuenta Twitter.

El objetivo de esa intervención, según los denunciantes, sería frenar investigaciones en curso que pueden perjudicar al actual presidente y a su antecesor, Pedro Pablo Kuczynski, entre otros exjerarcas partidarios.

Las insinuaciones de un supuesto debilitamiento de la democracia provienen también de congresistas de Fuerza Popular, cuya líder Keiko Fujimori está detenida por 10 días en el marco de una investigación fiscal por aportes ilegales de la brasileña Odebrecht a su campaña.

"Han detenido a la líder de la oposición por razones políticas y no jurídicas. La historia demuestra que cuando eso sucede la democracia está en riesgo", tuiteó la congresista Cecilia Chacón.

"¡Basta de atropellos y populismo!", acotó la legisladora, que se sumó a la denuncia de su colega Luis Galarreta de que existe un golpe en marcha.

"Somos un gobierno democrático y vamos a defender la democracia", reiteró Vizcarra.

El enfrentamiento entre la oposición y Vizcarra, un moderado de centro derecha que carece de bancada parlamentaria y de partido político, subió de tono desde la convocatoria esta semana a un referéndum en diciembre para que los peruanos voten contra la reelección parlamentaria.

Vea: Los problemas legales de los Fujimori estremecen a Perú

La situación se atizó en las últimas horas con la detención de Keiko Fujimori, un hecho en el cual el gobierno no intervino.

"Es una responsabilidad exclusiva del Poder Judicial, del sistema de administración de justicia. Como Poder Ejecutivo estamos al margen de esa decisión", deslindó Vizcarra este jueves.

A ello se agrega una crisis en el sistema judicial por un escándalo de corrupción que involucra a jueces y fiscales.

Vizcarra accedió al poder en marzo, por su condición de vicepresidente, tras la renuncia de Kuczynski acosado por la oposición de Fuerza Popular en medio de un escándalo de aportes de la brasileña Odebrecht a sus compañías.

Su mandato finaliza en julio de 2021.