Fuertes lahares provocados por lluvias descienden de volcán de Fuego

Los lahares son de 40 metros de ancho por cinco de alto y arrastran árboles y ramas, con olor a azufre y a alta temperaturas.

Un hombre observa los daños a una vivienda afectada por el volcán de Fuego hoy, sábado 9 de junio de 2018, en cercanías a la población de El Rodeo (Guatemala).EFE
Un hombre observa los daños a una vivienda afectada por el volcán de Fuego hoy, sábado 9 de junio de 2018, en cercanías a la población de El Rodeo (Guatemala).EFE

Ciudad de Guatemala.

Fuertes lahares, provocados por las lluvias, descienden hoy del volcán de Fuego que el pasado domingo registró una potente erupción que ya deja 110 muertos y 1,7 millones de afectados.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Isivumeh), alertó que los lahares se generan en las barrancas Seca, Río Mineral, Río Niágara y Taniluya, afluentes del río Pantaleón.

Según el ente científico, estos incidentes puedan causar de nuevo el bloqueo de las carreteras en el departamento sureño de Escuintla.

Los lahares son de 40 metros de ancho por cinco de alto y arrastra bloques de hasta tres metros de diámetro, árboles y ramas, con olor a azufre y a alta temperaturas.

El Insivumeh dijo que estos son los más grandes que se han registrado a causa de los flujos piroclásticos que se han generado por la violenta erupción del volcán de Fuego, ubicado entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez.

Alertó que, debido a las lluvias en la zona, existe la posibilidad que se registren lahares hacia las barrancas Ceniza, Trinidad, El Jute, Las Lajas y Honda.

Fotogalería: Guatemala despide a sus familiares entre dolor y temor

A 110 subió la cifra de fallecidos y 197 personas están desaparecidas, tras la violenta erupción del volcán de Fuego de Guatemala el pasado domingo, mientras la ayuda humanitaria fluye para los afectados por la actividad, informó hoy una fuente oficial.

Ante estos lahares y el mal tiempo, las brigadas de rescate mantiene suspendidas las labores de búsqueda de más víctimas de la erupción.

Sin embargo, y de acuerdo al medio local, Prensa Libre, varias personas están entrando a San Miguel en donde buscan a sus parientes desaparecidos por el fenómeno natural.

Tal es el caso de Francisco Chávez, un hombre que ha perdido a su familia y busca desesperadamente los cadáveres de su familia. Desde el domingo cuando el Volcán de Fuego detonó, Chávez insistió en encontrar a los suyos pues desea darles una sepultura honorable.

Ayer viernes salió en busca de los restos. Uno de sus hijos lo acompaña junto a otras personas cuyo objetivo consiste en recuperar los cuerpos sin vida.

La Prensa