Maras y amenazas: Se dispara pedidos de asilo de hondureños en EEUU

Los centroamericanos del Triángulo Norte huyen hacía EEUU, Belice o México por las amenazas de las maras en la región, según ACNUR.

Cientos de migrantes hondureños integraron una caravana que cruzó México para pedir asilo en EEUU./AFP.
Cientos de migrantes hondureños integraron una caravana que cruzó México para pedir asilo en EEUU./AFP.

Ginebra, Suiza.

La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) se mostró este martes alarmada por el fuerte incremento del desplazamiento forzado de personas del norte de Centroamérica a causa de la violencia en sus países.

Se está observando "un importante aumento del número de personas que huyen de la violencia y la persecución en el Norte de Centroamérica", por lo que ACNUR "se muestra alarmada", dice esta agencia de las Naciones Unidas, cuya representación para América Central, Cuba y México está en Panamá.

Según ACNUR, a finales de 2017, en todo el mundo se había registrado a más de 294.000 personas solicitantes de asilo y refugiadas procedentes del Norte de Centroamérica, un 58% más que en el año anterior y dieciséis veces más que a finales de 2011.

Además, las solicitudes para obtener la condición de refugiado de personas de esta región también se están incrementando en el resto del mundo. Entre 2011 y 2017 se presentaron 350.000 solicitudes en todo el mundo, de las cuales, cerca de 130.500 son de 2017.

La gran mayoría de quienes huyen buscan protección en Belice, México y en Estados Unidos, y de manera creciente en Costa Rica y Panamá, afirma ACNUR en un comunicado.

Centroamérica tiene una de las mayores tasas de homicidios del mundo, la mayoría de ellos relacionados con el tráfico de drogas.

Lea más: Agente interroga a dos mujeres en Montana por hablar español

La situación es especialmente crítica en el llamado triángulo norte (Guatemala, El Salvador y Honduras), donde las pandillas MS-13 y Barrio 18, integradas por decenas de miles de jóvenes, siembran el pánico en las barriadas pobres de las principales ciudades, donde trafican con drogas, asaltan, asesinan y extorsionan.

"Son muchas las personas que se están desplazando en estos momentos y se hallan en grave peligro", especialmente niños y adolescentes, que huyen "del reclutamiento forzado por parte de pandillas criminales", denuncia ACNUR.

Por este motivo, la agencia de ONU "hace un llamamiento a la comunidad internacional para que les brinde protección y ayude a los países del Norte de Centroamérica a abordar a su vez las causas primarias de la situación".

ACNUR lamenta también que de los 36,2 millones de dólares que necesita para proteger y asistir a los afectados por esta situación sólo ha recaudado un 12 por cierto de los fondos necesarios.

La Prensa