Más noticias

EEUU redobla persecución a inmigrantes indocumentados

Las detenciones y deportaciones de indocumentados se han disparado en los últimos meses, según el Instituto de Política Migratoria de EEUU.

El ICE realizó 110,568 arrestos durante los primeros 8 meses de la presidencia de Trump.
El ICE realizó 110,568 arrestos durante los primeros 8 meses de la presidencia de Trump.

Ciudad de México.

En cumplimiento de sus promesas de campaña, la Administración de Donald Trump ha aumentado las detenciones y deportaciones de los migrantes ya establecidos en Estados Unidos, informó el Instituto de Política Migratoria de EEUU.

En el reporte 'Acelerando la Maquinaria de Deportación', el instituto detalló que durante los ocho primeros meses del gobierno del magnate, en 2017, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) realizó 110,568 arrestos, lo que representa un incremento del 42 por ciento con respecto al mismo periodo un año antes.

En contraparte, y de acuerdo con el documento, de enero a septiembre del 2016 se realizaron en Estados Unidos 77 mil 866 arrestos de migrantes al interior del país.

El informe detalla que el 90 por ciento de los detenidos son hombres y que entre el 85 y el 87 por ciento son mexicanos y centroamericanos.

Además, el Instituto de Política Migratoria revela que también incrementó el número de deportaciones. Del 20 de enero al 30 de septiembre de 2017 se registraron 44,512 deportaciones en EEUU; ello significa un incremento del 37 por ciento comparado con los 61,994 deportaciones realizados en el mismo periodo durante el último año del gobierno de Barack Obama.

"Con el Gobierno de Donald Trump, la aplicación de medidas migratorias se ha expandido y se ha vuelto impredecible", advierte el Instituto.

A la par, señala que el ICE ahora realiza detenciones de inmigrantes cerca de lugares calificados como sensibles, como escuelas, hospitales, iglesias, e incluso juzgados.

Lea más: Madres inmigrantes en EEUU exigen respeto en su día

La aplicación de las nuevas políticas migratorias ha generado un clima de miedo que se ve reflejado en el comportamiento de los migrantes, dice el documento, como en Atlanta o Chicago, donde los migrantes han dejado de manejar vehículos para evitar ser detenidos por infracciones de tránsito.

Asimismo, apunta, por temor han disminuido su participación en actividades escolares, religiosas y de la comunidad.

La organización Human Rights Watch documentó que en marzo de 2018, cuatro de cada diez casos de deportación presentados ante la justicia involucraban a personas que habían vivido en Estados Unidos dos años o más, y dos de cada diez eran personas que habían estado en el país cinco años o más.

De acuerdo con información del Centro de Investigación TRAC, solo uno de cada diez casos afectaba a migrantes recién llegados.