Trump envía jueces y fiscales para frenar caravana de migrantes

El Gobierno de Trump toma medidas para evitar el ingreso de los inmigrantes de la caravana a ese país.

Decenas de inmigrantes hondureños forman parte de la caravana que intenta cruzar desde Tijuana a San Diego.
Decenas de inmigrantes hondureños forman parte de la caravana que intenta cruzar desde Tijuana a San Diego.

Washington, Estados Unidos.

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ordenó hoy destinar a fiscales y jueces para que asuman con rapidez los casos de los indocumentados que lleguen al país con la caravana migratoria.

"He ordenado a nuestros fiscales en la frontera que tomen medidas inmediatas para asegurar que tenemos suficientes fiscales disponibles. También he ordenado que destinemos a los jueces de inmigración necesarios para los casos que puedan surgir de la 'caravana'", dijo en un comunicado Sessions.



Estos jueces y fiscales estarán encargados de tramitar las detenciones y expulsiones de los inmigrantes, un proceso que normalmente puede tardar años, tiempo en el que los inmigrantes suelen estar autorizados a trabajar en Estados Unidos.

El fiscal general advirtió, asimismo, que "no hay derecho a pedir entrada sin justificación" y que "aquellos que mientan o cometan fraude serán procesados con todo el rigor de la ley".

Antes del anuncio de Sessions, el Gobierno de EEUU ya había avisado que llevará ante la Justicia a los integrantes de la caravana que crucen la frontera sur.



"El presidente está vigilando la situación. Una nación soberana que no puede defender su frontera no será una nación soberana durante mucho más", afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Además, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, también anunció hoy que el Gobierno está tomando una serie de medidas para garantizar que todos los casos migratorios se resuelvan lo antes posible en los tribunales.

Lea más: EEUU enjuiciará a los migrantes de la caravana que ingresen a ese país

Nielsen invitó a las personas que están buscando asilo a reclamarlo en "el primer país seguro en el que ingresen, incluido México".

Medios estadounidenses informaron de la llegada la semana pasada a California de 50 miembros de una caravana de inmigrantes centroamericanos que durante semanas recorrió México y acabó oficialmente su recorrido a principios de abril en Ciudad de México.

La caravana llegó a estar compuesta por 1.500 personas y, coincidiendo con su avance, Trump ordenó el despliegue en la frontera con México de la Guardia Nacional, un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas que actualmente tiene unos 900 miembros en la zona limítrofe, según datos oficiales. EFE

La Prensa