Más noticias

Trump visitará escuela de Florida donde ocurrió masacre

El magnate evitó hablar sobre el control de armas de fuego tras la muerte de 17 estudiantes en una masacre en Florida.

Trump no se refirió al acceso a las armas en su primer discurso tras la masacre en Florida.
Trump no se refirió al acceso a las armas en su primer discurso tras la masacre en Florida.

Washington, Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dirigió al país tras la masacre de la víspera en una escuela secundaria en Florida, tras ordenar el izado de banderas a media asta en edificios públicos en señal de luto.

"Hoy hablo a una nación en luto. Estamos todos juntos como una única familia", dijo Trump en un discurso a los estadounidenses después del tiroteo, que dejó 17 muertos y quince heridos en un centro de educación secundaria.

El mandatario recalcó que "debemos responder al odio con amor. Y a la crueldad, con amabilidad".

Trump señaló que planea viajar a Parkland, para visitar a las familias de las víctimas y las autoridades locales, y que sostendrá un encuentro con los gobernadores estatales para hacer de la seguridad en las escuelas "nuestra principal prioridad".

Asimismo, el mandatario prometió "enfrentar el difícil problema de la salud mental".

En su discurso, sin embargo, Trump no hizo mención alguna a posibles medidas legislativas para reforzar el control del acceso a armas de fuego.

Al inicio de la mañana, en un mensaje en la red social Twitter, Trump había atribuido la matanza a un disturbio mental y la falta de vigilancia.

"Tantos signos de que el tirador de Florida era un perturbado mental, expulsado incluso de la escuela por su mala y errática conducta", escribió el mandatario.

Lea más: Nikolas Cruz, atacante de Florida presumía de sus armas en Instagram

De acuerdo con Trump, "los vecinos y los compañeros de clase sabían que era un gran problema. Hay que informar de esos casos a las autoridades siempre, ¡una y otra vez!".

La policía arrestó a un joven de 19 años que identificó como Nikolas Cruz, un exalumno de la escuela donde ocurrió la matanza y de donde habría sido expulsado por problemas de disciplina.