Detienen en España el histórico mafioso italiano Fausto Pellegrinetti

El capo de la droga andaba prófugo desde 1993 cuando huyó de una clínica tras capturarlo con una gran cantidad de dinero.

Tres países reclaman al reconocida capo de la droga Fausto Pellegrinetti.
Tres países reclaman al reconocida capo de la droga Fausto Pellegrinetti.

Madrid, España.

La Policía española detuvo en Alicante (este) al histórico mafioso italiano Fausto Pellegrinetti, huido desde 1993 y sobre quien pesaban tres reclamaciones internacionales por delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

Según informó hoy la Dirección General de la Policía, Pellegrinetti residía en un ático en una zona de lujo de Alicante bajo una falsa identidad, y su arresto, ayer, puso fin a una investigación de casi dos años coordinada por la autoridad antimafia italiana.

Fausto Pelegrinetti fue detenido en 1992 en Roma con más de un millón y medio de dólares en su poder tras una operación de narcotráfico, pero logró huir un año más tarde durante un arresto domiciliario en una clínica romana y continuó con su actividad delictiva en la clandestinidad.

Los hechos investigados en su momento acreditaron la compra de 550 kilos de cocaína y el blanqueo de más de 6.000 millones de liras procedentes del narcotráfico.

Conocido también como Franco o Enrico, el histórico mafioso era miembro de una banda denominada "La Magliana", con amplio historial delictivo.

Pellegrinetti mantuvo una estrecha relación criminal con el famoso clan de los Marsigliesi.

En 1992, a partir de una investigación de la DEA estadounidense, las autoridades italianas siguieron el rastro del dinero procedente de su última operación de tráfico de estupefacientes desde Norteamérica a Europa y Colombia, y llegaron hasta él.

Fue arrestado, pero en octubre de 1993 el mafioso logró escapar durante un arresto domiciliario en una clínica privada de Roma y continuó presuntamente, junto con otros criminales, con el tráfico de cocaína y el blanqueo de dinero desde la clandestinidad en alguna zona de la provincia de Málaga (sur de España).

A la capital romana llegaban con regularidad grandes cantidades de cocaína, y se estima que, desde su escondite, el mafioso y su grupo habrían traficado con unos 500.000 kilos de estupefaciente y habrían blanqueado más de 55 millones de dólares estadounidenses.

Fausto Pellegrinetti era el jefe de la organización, líder indiscutible y director de todas las estrategias, mientras que Primo Ferraresi era su mano derecha, y ambos mantenían fuertes lazos con otros conocidos grupos criminales de la región italiana de Calabria.

Según la Policía, los enormes recursos financieros de los que disponía la organización les permitían introducir en el mercado ingentes capitales procedentes del narcotráfico y así influir económicamente en algunos sectores sensibles.

En algunos casos alteraron el precio de mercado de los productos comercializados por la empresa del grupo, como metales y frutas, y se introdujeron en negocios relacionados con los juegos de azar. EFE

La Prensa