Arrestan a presunto asesino serial que atacaba en días festivos en Costa Rica

Se sospecha que el hombre cometía los crímenes en playas del Pacífico central del país.

/

San José, Costa Rica.

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ) arrestó hoy a un presunto asesino en serie que atacaba a mujeres en fechas especiales como el día de los enamorados, en playas del Pacífico central del país.

El director del OIJ, Walter Espinoza, dijo en una conferencia de prensa que el perfil del sospechoso, un hombre de apellidos Hilario López Rojas, de 27 años, tiene "particularidades" que le hacen encajar con el de un asesino en serie.

Hasta el momento, las autoridades le atribuyen dos asesinatos en la localidad Parrita provincia de Puntarenas (Pacífico central): el de Aracelly Salazar, de 35 años, ocurrido el pasado 14 de febrero, Día de los enamorados; y el de Isamar Córdoba, cometido el 15 de mayo siguiente, fecha de cumpleaños del sospechoso.

Espinoza no descartó que el hombre haya cometido otros crímenes similares anteriormente, lo cual está siendo investigado.

"De acuerdo con los análisis que realizamos existía la posibilidad de que cometiera un hecho delictivo semejante transcurrido otro periodo de tres meses que coincidiría con el Día de la Madre (que se celebra el 15 de agosto en Costa Rica)", dijo Espinoza.

El director del OIJ detalló que los dos crímenes reúnen características seriales como el lugar donde ocurrieron, que era una playa, sitio abierto, de confort y conocido para el sospechoso.

Además, las víctimas presentan heridas semejantes propinadas con arma blanca en el cuello, la base del cráneo, el abdomen y los costados.

"El móvil se identifica con características de sexualidad. La firma del sujeto se manifiesta con cortaduras en la ropa interior, dejando expuestos los genitales, y además existe la posibilidad que haya habido algún acercamiento sexual", dijo Espinoza.

El sospechoso, un peón agrícola, que tiene pareja y dos hijos, contactó a las víctimas por medio de las redes sociales de internet y las citaba para encontrarse con ellas en lugares en los que él se sentía cómodo, explicó el director del OIJ.

Las autoridades efectuaron hoy un allanamiento en la casa del sospechoso donde decomisaron una motocicleta, un teléfono móvil y otros artículos que podrían servir como prueba.

Uno de los pocos casos de asesinos en serie que se han presentado en Costa Rica se descubrió hace dos años y corresponde a un hombre que mataba indigentes. EFE

La Prensa