Putin le ofrece asilo político al exdirector del FBI

El mandatario ruso se burló de las declaraciones de James Comey.

El presidente Putin. Foto: AFP
El presidente Putin. Foto: AFP

Moscú, Rusia.

Vladimir Putin se mofó ayer de la declaración del exdirector del FBI destituido por Donald Trump cuando investigaba una presunta injerencia de Rusia en la campaña electoral estadounidense de 2016 y propuso, en broma, ofrecerle asilo político. El ruso también acusó nuevamente a EUA de injerencia en todo el mundo.

“Si se abren procesos judiciales contra él (James Comey), estamos dispuestos a ofrecerle asilo político en Rusia”, dijo Putin, bromeando. El jefe de Estado ruso aludió a los problemas de Trump, enfrentado al exjefe del FBI, por las relaciones con Rusia. Comey “declaró que creía que hubo injerencia en el proceso electoral -resumió Putin-, no mostró ninguna prueba, pero dijo que hubo una ‘influencia en nuestros espíritus’”.

Comey, prosiguió Putin, dijo “que no había pruebas de que hayamos interferido en el recuento de los votos. ¡A Dios gracias!¡Al menos eso!”, ironizó. Putin acusó luego a EUA de interferir haya donde tienen “intereses”. “¿Qué quieren? ¿Que nos inclinemos ante ellos? Nosotros tenemos nuestro propio punto de vista y lo decimos alto y claro”, añadió, aunque precisó que EUA “no es nuestro enemigo” y llamó al “diálogo”.

La Prensa