Grupo de exterminio de pandilleros surge en El Salvador

En 2016 las autoridades desarticularon otro grupo de exterminio financiado por empresarios locales y residentes en los Estados Unidos.

Las pandillas es uno de los mayores flagelos que azota a los países tel Triángulo Norte de centroamérica.
Las pandillas es uno de los mayores flagelos que azota a los países tel Triángulo Norte de centroamérica.

San Salvador, El Salvador.

La Policía de El Salvador investiga el surgimiento de un nuevo grupo de exterminio de pandilleros en la zona occidental del país y que supuestamente masacró esta semana a 6 personas, dijo hoy el director del cuerpo de seguridad, Howard Cotto.

"En esa zona del país hemos tenido varios hechos presumiblemente vinculados a una estructura que se pudiera dedicar a matar a pandilleros (...) es una posibilidad real", indicó Cotto durante una entrevista con el canal estatal sin entrar en detalles.

El jefe policial explicó que la mayoría de las víctimas tenían vínculos con miembros de pandillas y que el crimen fue perpetrado por sujetos "enmascarados y con ropas oscuras" que sacaron a las personas de su vivienda.

"Este hecho sale de la tendencia que hemos tenido en estos meses, en que hechos de este tipo no habían ocurrido", añadió Cotto, que aseguró que la investigación es encabezada por "unidades especializadas" de la Policía.

A mediados de marzo anterior se registró otra masacre en el oriente salvadoreño, cuando 4 jóvenes, supuestamente relacionados con la pandilla Mara Salvatrucha (MS13), fueron asesinados en circunstancias similares.

En julio de 2016, las autoridades desarticularon un grupo de exterminio, compuesto en parte por policías y financiado por empresarios locales y salvadoreños residentes en los Estados Unidos, vinculado a unos 40 asesinatos desde 2014.

Este fue el primer grupo de "limpieza social" desarticulado en El Salvador desde 1996, cuando la Policía detuvo a 16 supuestos miembros del grupo de exterminio de pandilleros, incluidos dos oficiales de este cuerpo de Seguridad, denominado "Sombra Negra" que operaba también en el oriente del país.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por su alta tasa de asesinatos, que alcanzó los 103 y 81,7 en 2015 y 2016, respectivamente, y en esta ola de violencia las autoridades han identificado el accionar de presuntos grupos de exterminio.

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) investigaba al menos 161 homicidios atribuidos a grupos de exterminio, que comparten características comunes en su "modus operandi" como el uso de ropas similares a las de los miembros de los cuerpos de seguridad y de armas largas. EFE

La Prensa