Más noticias

Delta se disculpa con familia expulsada de vuelo

Una pareja y sus dos hijos, de un mes y un año de edad, se quejaron porque los bajaron de un avión cuando volvían a su hogar.

El afectado trata de explicar su situación.
El afectado trata de explicar su situación.

Los Ángeles, Estados Unidos.

La aerolínea Delta Air Lines pidió disculpas y ofreció una indemnización a una familia que fue expulsada de un avión, tras recibir amenazas de ir a la cárcel al negarse a ceder uno de sus asientos en un vuelo.

El incidente, que ocurrió el 23 de abril, afectó a la familia Schear, de Huntington Beach, que iba a volar de regreso a su casa en Los ángeles desde Hawaii. En un video filmado y posteado por la familia en Youtube, un empleado es escuchado pidiendo que dejen el asiento ocupado por su hijo de dos años. El padre, Brian Schear, inicialmente se niega porque el lugar había sido pagado. Pero al fin es sacado del vuelo con su esposa y dos pequeños niños, de un mes y dos años.

“Esto es un delito federal y entonces tú y tu esposa estarán en prisión y tus niños estarán en un hogar adoptivo”, se escucha al empleado decir a Schear cuando se niega a desembarcar.

La familia se alojó en un hotel y compró nuevos boletos para volar al día siguiente. Brian Schear dijo que después de ser expulsada del avión, la familia tuvo dificultades para encontrar una habitación de hotel y debió pagar 2,000 dólares al siguiente día para otro vuelo, esta vez en United.

Tras divulgarse el suceso, Delta emitió un comunicado para pedir perdón y ofrecer una compensación económica, de la que no dio detalles.

“Lamentamos la desafortunada experiencia que nuestros clientes tuvieron con Delta. Nos hemos puesto en contacto con ellos para reembolsarles el vuelo y aportar una compensación adicional”, afirmó la aerolínea.

El incidente aviva el debate sobre el trato que las aerolíneas dan a los pasajeros.