Más noticias

Venezuela se retira de la OEA, en medio de creciente presión

Luego de que la OEA convocará a una reunión para evaluar la crisis en Venezuela, Caracas anunció el retiro de la Organización.

Maduro ordenó el retiro de Venezuela de la Organización de Estados Americanos.
Maduro ordenó el retiro de Venezuela de la Organización de Estados Americanos.

Caracas, Venezuela.

El gobierno de Venezuela anunció este miércoles su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA), luego de que se convocara a una reunión de cancilleres para evaluar la grave crisis del país, que este miércoles vivió otra jornada de protestas con violencia.

"El día de mañana (jueves), tal como ha instruido el presidente Nicolás Maduro, presentaremos la carta de denuncia a la OEA e iniciaremos un procedimiento que tarda 24 meses", anunció la canciller venezolana Delcy Rodríguez, en una declaración transmitida por la televisión oficial.

"Venezuela no participará en lo sucesivo de ninguna actividad, de ningún evento, donde se pretenda posicionar el intervencionismo y e injerencismo", agregó Rodríguez, quien calificó a los 19 países que votaron a favor de la reunión como "cipayos (serviles) genuflexos".

A petición del gobierno venezolano, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) convocó una reunión extraordinaria para el 2 de mayo.

El presidente Nicolás Maduro asegura que la "derecha venezolana" hace "terrorismo" para provocar un caos, como parte de un plan con Estados Unidos para derrocarlo y propiciar una intervención extranjera.



El gobierno socialista enfrenta desde hace un mes una ola de protestas que ha derivado en fuertes enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes, disturbios y saqueos, que han dejado 28 fallecidos y centenares de heridos y detenidos.

La oposición lo llama "dictador" y estima que la salida del poder de Maduro es la única solución a la profunda crisis política y económica del país petrolero.

Más de un 70% de venezolanos, según encuestas privadas, reprueba la gestión de Maduro, cansados de la escasez de alimentos y medicinas, y una inflación que según el FMI llegará al 720,5% este año, la más alta del mundo.