Pastor asegura que "demonio la hizo caer al fuego"

Grupos de Derechos Humanos califican de "fanatismo" el crimen contra Vilma Trujillo en Nicaragua.

Los acusados fueron trasladados a Managua donde permanecen detenidos.
Los acusados fueron trasladados a Managua donde permanecen detenidos. /

Managua, Nicaragua.

El pastor Juan Gregorio Rocha Romero, acusado de lanzar a una mujer al fuego en Nicaragua, aseguró que él sólo hizo caso a "una revelación divina" que le indicaba "purificarla para salvar su alma".

El religioso afirmó que una mujer de su congreación le dijo que un hombre había hecho pecar a Vilma Trujillo (25) poniéndola "en contra de Dios", por lo que él sabía que "estaba poseída por un demonio" y para expulsarlo debían realizar un ritual de "purificación".

El pastor de la iglesia denominada "Asambleas de Dios" aseguró que la joven cayó al fuego "cuando el demonio salió de su cuerpo", pero que ninguno de los presentes la aventó.

Vilma Trujillo fue amarrada, quemada y lanzada por un risco a la orilla de un río en la región del Caribe Norte y, tras encontrarla con vida y en coma, fue trasladada de emergencia al hospital.Trujillo falleció hoy, cinco días después del hecho, producto de las graves quemaduras que sufrió en el 80% de su cuerpo.

Tres hombres y dos mujeres permanecen detenidos en Managua por este caso y, según el abogado defensor de uno de ellos, esta acción es ilegal porque han transcurrido ocho días y no ha sido presentada ninguna acusación formal.

Diversos grupos defensores de Derechos Humanos han repudiado el crimen exigen al Estado nicaragüense la regulación de las iglesias y sectas religiosas en el país centroamericano.

La Prensa