Tom Brady va por su quinto título de Super Bowl

Un quinto título de Super Bowl le permitiría superar a legendarios como Terry Bradshaw y Joe Montana.

La infancia de Brady no fue la que cualquier niño desea.
La infancia de Brady no fue la que cualquier niño desea.

New England, Estados Unidos

Guapo, con dinero y casado con una de las mujeres más atractivas del planeta. Tom Brady, el quarterback de los New England Patriots recuperó su mejor momento de juego y llegó con su equipo de nuevo al Super Bowl.

El mejor jugador de todos los tiempos y la gran estrella del fútbol americano es un hombre que dedica su tiempo libre a no envejecer.

Parte del éxito de su longevidad se lo debe a Alex Guerrero, a quien los compañeros le llaman Mr. Miyagi por sus métodos heterodoxos. Guerrero, mormón y de origen argentino, maestro en medicina china, se encarga de los ejercicios de Brady, donde potencia su elasticidad, y de su dieta, con batidos de proteínas, verduras y arándanos. Tom ya le ha dicho que quiere llegar a los 40 y de momento lo esta consiguiendo.

Brady es el típico Golden Boy del deporte americano. Un personaje de película con una vida de superación que lo ha colocado en la cresta del fútbol americano, con los bolsillo repletos de dinero y durmiendo al lado de una de las mujeres más deseadas del planeta, la supermodelo brasileña Gisele Bündchen. Todos los hombres envidian al quarterback de los Patriots, el jugador mejor pagado en la historia de la liga (cerca de 23 millones de euros por temporada), el bellísimo de 1.93 que levanta pasiones. Por eso todos quieren ser Tom Brady.

La infancia de Brady no fue la que cualquier niño desea. Rodeado de tres chicas, siempre le vestían como ellas, le pintaban las uñas y jugaba a las muñecas, pero pronto todo iba a dar un vuelco. Sus hermanas se dedicaban al fútbol y al softbal pero Tommy estaba obsesionado con ser mejor que sus hermanas y lo consiguió.

Su historia con Gisele Bundchen es idílica. Se conocieron en 2006 y se casaron en Santa Mónica. El matrimonio dejó hace unos años la mansión de 20 millones de dólares que tenían en Los Ángeles para vivir entre el apartamento de 14 millones del Midtown de Manhattan y el casoplón-fortaleza de 4,000 metros cuadrados de Brookline, cerca de Boston.

JF TomBrady8 030217(800x600)
“Todo lo sucedido nos ha convertido en un equipo más fuerte y nos ha dado la posibilidad de luchar por otro título”, dijo Brady.

Escándalos

Muy pocos pensaban que el veterano Tom Brady, involucrado en el escándalo de los balones desinflados ilegalmente o Deflategate , iba a retomar su poderío en la cancha. La temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) fue histórica para Brady (39), y los Patriots, dirigidos por el genio y “gurú” del emparrillado, el entrenador en jefe Bill Belichick, que tienen marca de 16-2.

Ambos estarán de nuevo juntos, en Houston, para disputar el séptimo Super Bowl como profesionales, y buscar el quinto título de campeones, si en la gran final de la edición número 51 consiguen vencer a sus rivales de los Falcons de Atlanta.

Brady llega a un escenario que le es conocido, el NRG Stadium, el campo de los Texans de Houston, donde en el 2004 lograron la victoria en el duelo ante los Panthers de Carolina con gol de campo milagroso en los últimos segundos del pateador Adam Vinatieri (32-29).

Pero el nuevo Super Bowl que Brady va a disputar tiene para el legendario pasador más alicientes que nunca, dado que busca mostrar que ha sido siempre un jugador limpio, y que el problema de los balones desinflados fue utilizado por el comisionado de la NFL, Roger Goodell, como escape para mejorar la imagen del deporte afectado por casos de violencia doméstica, drogas y lesiones graves.

Los aficionados de los Patriots corearon “¿Dónde está Roger?” en el estadio Gillette durante el encuentro por el campeonato de la Conferencia Americana (AFC), burlándose del comisionado de la NFL, que tendría que entregar el trofeo Lombardi a Brady y los Patriots si vencen a los Falcons hoy.Brady no quiere hablar de nada negativo de lo sucedido en el pasado, está concentrado en hacer el mejor partido de su carrera cuando salte al césped artificial del NRG Stadium.

La Prensa