“Yo soy ‘El Chapo’, a mucho honor”

El piloto del narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera reveló varios detalles íntimos de la vida de uno de los capos más peligrosos del mundo

Sinaloa, México

Pocas personas conocieron tan de cerca al líder del cartel de Sinaloa como ‘Tinieblo’, uno de los pilotos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Tras la extraditación del capo a los Estados Unidos, hace apenas unas semanas, ‘Tinieblo’ decidió romper su silencio y reveló varios detalles sobre la vida del legendario narcotraficante.

El piloto que volaba uno de los helicópteros de Guzmán Loera afirma que se sintió ‘secuestrado’ cuando transportó al capo más buscado del mundo a sus diversos escondites, según contó a la cadena de noticias Univisión.

Contó que fue contactado por un empresario de aviación privada en Miami, quien le ofreció empleo en México, con una paga mensual de 25,000 dólares.

Tres días después viajó a la ciudad de México donde lo esperaban dos hombres que le informaron que su nuevo nombre sería Carlos Sánchez, luego le entregaron su licencia y lo trasladaron a Culiacán.

kr Chapo (3)(800x600)
‘El Chapo’ Guzmán fue extraditado a Nueva York un día antes de que Donald Trump asumiera la presidencia de EUA.

Allí conoció “al señor”

Vestido con una camisa azul oscura, pantalones azules, tenis Adidas y gorra de beisbolista, ‘El Chapo’ saludó a su nuevo piloto. “Yo soy ‘El Chapo’ Guzmán, a mucho honor, pero no quiero que jamás me llames así, ‘Tinieblo’. Estuve ocho años preso en la cárcel de Puente Grande, en Jalisco. Me agarraron en Guatemala, pero me escapé y ahora toda mi gente tiene que ser de más confianza que nunca. Por eso te tengo aquí, no quiero ningún pinche piloto que conozca gente aquí con la que pueda delatarme”.

El capo le explicó que manejaba todos sus negocios en secreto y no quería que ninguno de sus trabajadores conociera la identidad de su piloto.

“Quiero que sepas que vas a trabajar solamente para mí, para mis hijos, para mi esposa y para mi madrecita”, le dijo el capo al contratarlo.

Luego, ‘El Chapo’ mandó a comprar un helicóptero valorado en 4 millones de dólares. Las funciones del Tinieblo incluían trasladar a Guzmán a reuniones con otros capos de la droga, a recoger a familiares o sus amantes.

Tinieblo afirmó que nunca vio a “El Chapo” junto a su esposa; siempre estaba con distintas mujeres que lo iban a visitar hasta su escondite en la Sierra Madre Occidental. Además, aseguró que movió armas y dinero, pero nunca droga. Asimismo, el piloto explicó cómo Guzmán lo intentó convencer en reiteradas ocasiones para que usase el helicóptero para rescatar a su hermano ‘Arturito’ de la cárcel del Altiplano, hazaña por la que le ofreció todo tipo de armas y hasta el propio helicóptero de regalo, aseguró.

kr Chapo (1)(800x600)
El líder del cartel de Sinaloa se enfrenta a una sentencia de cadena perpetua por traficar drogas a los Estados Unidos.

“Si me sacas a ‘Arturito’ te regalo la máquina, ese mismo día es toda tuya y, además, te llevas un millón de ‘piel de sapo’ [dólares]. Piensa nomás en mi madrecita que sufre”, dijo el piloto, quien no aceptó el trato. El hermano de “El Chapo” fue asesinado meses después dentro del penal.

‘Tinieblo’ describió al líder del cartel de Sinaloa como un hombre fascinado por sus propias “proezas”, el mito que había creado con su nombre, como su escape del Penal Federal de Puente Grande el 19 de enero de 2001. Una y otra vez leía los recortes de periódico que narraban su fuga.

Además tenía una fascinación por su ídolo Pablo Escobar. Siempre hablaba de Colombia, de las veces que visitó al jefe del cartel de Medellín, de los negocios que realizó allí, sus conexiones, amigos.

“Murió en su ley”, decía “El Chapo” del extinto capo. Sin embargo, a diferencia de Escobar, “El Chapo” prefirió la cárcel en EUA y no una tumba en México.

La Prensa