El ejército Trump: Milicias se preparan por si Clinton 'roba' elecciones

Grupos supremacistas se entrenan para potenciales enfrentamientos en caso de que Hillary Clinton gane las elecciones.

Un grupo de paramilitares en Georgia se preparan para defender a Trump.
Un grupo de paramilitares en Georgia se preparan para defender a Trump.

Georgia, Estados Unidos.

Cuando Donald Trump afirmó que solo aceptaría el resultado de las elecciones si el ganaba, las alarmas se dispararon en el ala demócrata acusando al candidato republicano de poner en riesgo la democracia de Estados Unidos.

El presidente estadounidense Barack Obama calificó de "peligrosa" la actitud del magnate que intenta 'socavar' la política de la nación más poderosa, sin embargo, algunos de los simpatizantes del magnate coinciden en defender 'su victoria' en caso de que la candidata demócrata Hillary Clinton 'se robe' las elecciones y ya se están preparando para 'la batalla'.

Tal es el caso de la 'Fuerza de Seguridad III%', uno de los distintos grupos armados que se están preparando para afrontar los eventuales disturbios civiles que se puedan producir el día después de las elecciones presidenciales.


Vestidos con ropa militar, practican técnicas de combate en medio de un bosque en Georgia, donde además realizan actos de campaña en favor del candidato republicano.

Auge
En los últimos años ha aumentado el número de paramilitares, luego de que el presidente Barack Obama intentara restringir el uso de armas de fuego. El Southern Poverty Law Center, que estudia a grupos extremistas, calcula que el año pasado hubo 276 milicias activas, frente a 42 en 2008.

Trump advirtió en reiteradas ocasiones de un fraude electoral por lo que amenazó con no respetar los resultados si no gana.

Ante esta situación, al menos un grupo paramilitar, llamado Oath Keepers, ha pedido a sus miembros que supervisen los sitios de votación para evitar casos de fraude.

Para estos milicianos, la hipotética llegada al poder de Trump sería la última oportunidad para salvar a EUA de la ruina.

Admiran las promesas del magnate de deportar a los inmigrantes indocumentados, impedir la entrada de musulmanes al país y construir un muro a lo largo de la frontera con México.

Ryan Lenz, investigador estadounidense, afirma que la retórica de Trump ha animado a grupos extremistas a considerar la posibilidad de desafiar el estado de derecho en EUA.

"Estoy sorprendido de haber sobrevivido o sufrido ocho años de Presidencia de Obama sin volverme loco de verdad, y Hillary será aun más de lo mismo", dijo Chris Hill, líder de la milicia de Georgia, a la agencia Reuters.

Hill insistió en defender su derecho a la portación de armas respaldado en la Segunda Enmienda de la constitución estadounidense y que teme Hillary se los pueda "quitar" en caso de llegar a la Casa Blanca.

El temor de Hill ha sido infundido por Trump. El candidato republicano insinuó que "la gente de la Segunda Enmienda" puede hacer algo contra Clinton. "Ustedes saben que ella está muy en contra de la Segunda Enmienda (…). Ella va por ahí con guardaespaldas armados como no se ha visto nunca. Que se las quiteny a ver qué le ocurre a ella".

Entretanto, los estadounidenses esperan los resultados de las elecciones más polémicas en la historia de ese país.

La Prensa