Consejo: una vez al mes hazte un tratamiento facial profesional.
Consejo: una vez al mes hazte un tratamiento facial profesional.

Rutina “skin care” para todo el cuerpo

El “skin care” es el cuidado que le brindamos a la piel para mantenerla hidratada y saludable

Al “skin care” se le asocia con las rutinas que seguimos y los productos que usamos para que la piel de nuestro rostro luzca fresca y sana.

Una rutina de cuidado de piel mínima y completa es la que incluye tres pasos: desmaquillar y limpiar, hidratar o humectar y proteger.

Los pasos van aumentando en la medida en que identificas necesidades específicas de tu piel, tales como manchas o líneas de expresión, explica la dermatóloga Ana Valencia.

Sin embargo, tener una rutina que incluya muchos pasos no garantiza que sea la más efectiva.

Al final, los resultados dependen del tipo de ingredientes que tenga cada producto y el conocimiento que existe detrás de la formulación.

¿Qué debo aplicar primero y qué después?, esta es una pregunta recurrente cuando se trata de establecer rutinas de “skin care”.

El orden adecuado sería como sigue a continuación: desmaquilla y limpia como primer paso siempre. Hidrata con sueros y geles (productos con una nula o mínima cantidad de aceites), humecta con cremas o aceites. Protégete del sol con bloqueadores solares.

Finalmente, maquíllate si así lo deseas. Para tener una exitosa rutina “skin care” y una piel perfecta, los expertos sugieren los siguientes pasos.

1. Comienza limpiando tu rostro o desmaquillando con el agua micelar, después lava con el gel de limpieza hidratante para eliminar por completo la suciedad e impurezas.

2. Coloca de dos a tres gotas de suero en la palma de tu mano y aplica en toda tu cara a toquecitos.

3. En el contorno de los ojos usa una crema especial, esta zona es muy delicada, por lo que es importante mantenerla siempre hidratada. La opción de Revitalif de L’oréal, por ejemplo, contiene FPS 20, brindando una protección extra.

4. Utiliza la crema de día y de noche para prevenir arrugas. No te olvides de sellar con protector solar y retocar cada tres o cuatro horas.

5. De una a dos veces por semana consiéntete con mascarillas. Su opción en tela hidratante equivale a una botella de suero con efecto rellenador; déjala por 10 minutos en tu rostro.

6. También dale el sí a la mascarilla de ojos, desinflamará el área y reducirá las líneas de expresión con su uso constante. Hay que tener cuidado con las mascarillas o remedios caseros. Que lo hagas tú misma y que sea “natural” no significa que sea totalmente seguro.

Importante: Si no sabes cuáles son los problemas en específico de tu rostro y cabello es importante acudir al dermatólogo para asesorarte.