Tres mascarillas de pepino para una piel radiante

Beneficia en especial a las pieles grasas, además desinflama las bolsas de los ojos y reduce las ojeras

El pepino, por excelencia, es una magnífica fuente de agua. Una buena razón para que en la India lo cultiven desde hace tres mil años.

Dentro de sus propiedades están el fósforo, el hierro, el potasio, el magnesio y el calcio, también contiene vitaminas A, B, C y E, aparte de poseer el 97% de líquido perfecto para mantener una piel hidratada.

¿Por qué utilizar pepino para una piel reluciente? Beneficia a todo tipo de piel, pero especialmente para la piel grasa, ya que reduce el exceso y evita que se quede en los poros. Alivia el dolor de quemaduras ocasionadas por el sol. Humecta, hidrata y suaviza la piel. Desinflama las bolsas de los ojos y reduce las ojeras. Combate y reduce la irritación.
Siempre recuerda que antes de aplicar cualquier mascarilla en tu rostro este debe estar lavado.

El pepino debe estar sin cáscara. Retira las mascarillas del rostro con agua tibia. A continuación algunas mascarillas sugeridas:

1. Pepino, limón y miel: necesitarás un pepino cortado en rodajas, una cucharada de jugo de limón, cinco cucharadas de miel de abeja.

Licua el pepino hasta obtener una pasta, deja enfriar. Mezcla la miel y el limón aparte. Aplica la mezcla de limón y miel. Deja actuar 10 minutos y enjuaga con agua tibia. Ahora aplica toda la pasta de pepino en el rostro y déjala actuar durante 15 minutos.

2. Pepino y clara de huevo: necesitarás la mitad de un pepino y una clara de huevo.
Debes licuar la clara del huevo y agregar el pepino poco a poco en trozos, hasta obtener una mezcla casi blanca. Luego aplícala en el rostro y déjala 20 minutos.

3. Pepino y avena: necesitarás un pepino, una cucharada de jugo de limón, una cucharada de miel y dos cucharadas de avena.

Licua el pepino y luego añade los tres ingredientes restantes hasta tener una pasta. Masajea el rostro con la pasta y deja actuar por 15 minutos.