Compra lo necesario para la despensa

Te decimos la cantidad de alimentos esenciales que necesitas comprar para que te rindan 10 días

La temporada de aislamiento implica que se deben prevenir ciertas compras para no salir a menudo y aprovechar al máximo los días que se puede hacerlo, pero no caigas en el pánico: conoce las recomendaciones del Ministerio de Protección Civil de Alemania en materia de alimentos por persona para un plazo de 10 días y adquiere solo lo que necesites.

Se recomienda unirse con los vecinos para hacer uso de los servicios a domicilio de proveedores. Hacer un calendario para que les brinden servicio semanal o quincenal. Si eres del segmento de personas que se encuentra en cuarentena absoluta, duplica estos valores sugeridos por dos para que te duren 20 días.

Agua. Calcula unos 2 litros por adulto al día, un cuarto de esa agua la necesitarás para cocinar.

Pasta y pan, 8 libras. En este apartado también se incluyen papas, cereales y arroz, los cuales son buena fuente de carbohidratos.

Vegetales, 9 libras. Incluye vegetales frescos y algunas cosas en lata, como chícharos, chiles, elote en grano o champiñones precocidos o en conserva.

Frutas, 5 libras y media. Siempre que esté disponible, prefiere la fruta fresca y de temporada, pues contiene menos azúcar añadida que las mermeladas y compotas.

Lácteos, 6 libras. Esta sección incluye leche fresca, queso, mantequilla y crema ácida, las cuales ayudan a mantener un buen balance alimenticio.

Grasas. Una botella de un cuarto de litro de aceite bastará para las necesidades de una persona. Adquiere los que tengan menos grasas saturadas, como el de oliva.

Productos varios. Si la cuarentena se alarga, no olvides comprar cantidades razonables de sal, azúcar, harinas de trigo y maíz, chocolate y café en polvo, mermeladas y galletas. Lo juicioso es no tener más de un kilo de cada cosa por mes para una familia de cuatro personas.

Recomendaciones
- No experimentes. Tu despensa debe estar hecha con los alimentos que comes habitualmente.

- Intenta adquirir productos que no necesiten de electricidad para conservarse o que incluso se puedan comer sin necesidad de cocinarlos.

- Toda la comida debe poderse conservar por un largo período con una refrigeración mínima. Tómalo en cuenta al adquirirla.

- Elige los alimentos que tengan una caducidad más larga y consume primero aquellos que vencen antes.

- Mantén tus alimentos en sitios frescos y oscuros, de preferencia en empaques de cierre hermético.

- Nunca recongeles algo que ya descongelaste, pues, al romperse la cadena de frío, los alimentos comienzan a degradarse.

- Considera a diabéticos y otras personas con regímenes alimenticios especiales a la hora de planificar tu despensa.