Primeros auxilios para heridas de su felino

Antes de salir corriendo al veterinario, considere los siguientes consejos

Por mucho que los dueños de los gatos traten de estar atentos a los caminos por los que transitan sus mascotas, los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento.

En caso que la herida sea más grande que un rasguño, el veterinario deberá evaluarla. Pero, hasta entonces, es necesario que el dueño proporcione primeros auxilios.

En caso que el animal sangre fuertemente o que incluso brote sangre rojo claro de la herida, deberá aplicarse un vendaje compresivo, según recomienda la revista especializada “Ein Herz für Tiere”.

Para ello se tapa la herida con un trozo de gasa estéril, se le fija con un vendaje de gasa, se agrega otro elemento para hacer presión sobre la herida y luego se envuelve todo con un vendaje elástico.

Los cuerpos extraños que han penetrado en el organismo del animal, como por ejemplo una pequeña astilla de madera, preferentemente deben ser dejados en su lugar y vendados también.

Como todo el procedimiento puede causarle dolor al gato, la mascota por lo general tan amorosa puede reaccionar de manera agresiva, por lo que en lo posible es importante utilizar guantes de cuero.

Y antes de que salga a toda velocidad con el animal lastimado rumbo al veterinario, pese a toda la zozobra es importante llamar antes por teléfono, para verificar que el consultorio efectivamente esté abierto.