Así se cuida la piel durante el confinamiento

Ahora más que nunca no debemos descuidar nuestra rutina de belleza, y puedes hacerlo con productos naturales

Estos días de confinamiento se pueden aprovechar para mejorar el aspecto físico y consentir la piel con remedios caseros en los que cítricos como naranjas y limones, así como los yogures, sal o aceite de oliva son los protagonistas.

“Podemos incorporar remedios caseros muy efectivos para cuidarnos en casa como si estuviéramos en el mejor centro de belleza”, ha explicado Paz Torralba, directora de The Beauty Concept y experta en cuidados de la piel.

“La disciplina es la mejor consejera que podemos tener en estos momentos”, asegura Torralba, quien considera que es importante levantarnos a la misma hora, tal y como se hacía antes de la cuarentena. Ducharse, asearse a primera hora y vestirse con prendas cómodas. Establecer un horario de teletrabajo ordenado si estamos trabajando y, si se está en período de suspensión, aprovechar para estudiar, aprender un nuevo idioma o perfeccionar el que se domine, “ampliar conocimientos nos hace libres, justo lo que ahora más se necesita”, asegura Torralba.


Rutinas de belleza:

Beber agua: es importante beber entre 2 y 3 litros de agua diarios, no caer en el error de sustituirlo por cerveza en el aperitivo, en el café de media tarde o en vinito de la cena. “Está demostrado que cuando se hace una cosa durante 21 días seguidos se establece en tu vida, es el momento”, explica.


Rostro: limpiar la piel con una toalla específica y que no utilice ningún otro miembro más de la familia. Se debe cambiar regularmente para no infectar con suciedad la piel del rostro, no arrastra la piel al secar.

Es mejor secar la piel con toquecitos. “Esto es algo que cuesta, ya que el día a día nos hace ir con prisas y no detenernos en estos detalles”, dice la experta en piel, quien recuerda que todos los productos que se apliquen de limpieza deben abarcar cara, cuello y escote.

Puntos negros: si se tiene tendencia a acumular suciedad en los poros, se pueden aprovechar estos días de confinamiento para desincrustar dicha suciedad aplicando zumo de limón sobre la zona afectada con la ayuda de un algodón. “Ojo con exponerte al sol en tu terraza, balcón o jardín, puesto que limón y el sol son incompatibles, ya que facilita la aparición de manchas y puedes quemar la piel”, advierte.

Ojeras: un antiojeras que funciona muy bien, y más en estos momentos en que la cabeza puede jugarnos malas pasadas y no realizamos el descanso que deberíamos, “es aplicar un poco de yogur griego directamente de la nevera a modo de mascarilla en la parte de bolsas y ojeras, ya que ayuda a descongestionar”, dice la experta, quien recomienda “repetir varios días para conseguir mejores resultados”.

Mascarilla facial: pelar una naranja, dejar secar la piel -se seca en muy poco tiempo-, triturarla hasta convertirla en un polvo perfecto. A continuación, mezclar con un poco de agua hasta conseguir una textura untuosa y, a continuación, aplicar en la cara, el cuello y el escote y dejarla actuar 20 minutos.

Se retira con agua templada, seguida de fría y después se aplica la crema hidratante habitual.

Hielo: si se levantan con la cara hinchada y la piel cansada, desvitalizada, lo mejor es coger un cubito de hielo y aplicarlo durante unos minutos por toda la piel. “Los beneficios son sorprendentes”.

Cuerpo: miel y azúcar son los ingredientes necesarios para un buen exfoliante para el cuerpo. La proporción adecuada son dos cucharadas de miel por una de azúcar morena. Se remueve bien y se frota por el cuerpo. Aclarar en la ducha y, tras secar, se aplica la hidratante habitual.

Pies: la vaselina pura resulta muy eficaz para hidratar talones y la parte de los dedos. Se masajea para que penetre el producto y después es importante ponerse unos calcetines. Se puede hacer por la noche o mientras se está ocupado en otra actividad durante el día.

Manos: en estos días que se están lavando mucho las manos, viene muy bien hidratarlas con aceite de oliva.

Mascarilla para el cabello: triturar un aguacate y mezclarlo con aceite de coco hasta conseguir una masa homogénea.

Aplicarlo en el pelo y envolver el cabello con film transparente. Dejarlo que actúe durante una hora. “Este truco tiene base científica, ya que el aceite de aguacate, junto con el de coco, son los únicos capaces de penetrar realmente en la fibra capilar y repararla”, concluye Torralba. EFE