Regresan las carteras tipo “baguette”  

Este modelo que fue tendencia a finales de los años noventa, vuelve a despuntar en las tendencias actuales

Las pasarelas, Instagram y el “streetstyle” han hablado: el bolso tipo “baguette”, accesorio indispensable para amantes de la moda de finales de los años noventa, ha vuelto para quedarse.

Desde los icónicos modelos de la firma Italiana Fendi que Sarah Jessica Parker lucía en “Sexo en Nueva York”, serie de los fieles seguidores de la moda, hasta los lucidos por Sharon Stone, estos bolsos alargados de asa corta que, como su propio nombre remite, recuerdan al típico pan francés, prometen volver a despuntar en este año 2020.

El “baguette” lució su época de esplendor en los años noventa, para posteriormente ir desapareciendo paulatinamente de la escena de las tendencias, sustituido por modelos más prácticos como los bolsos tipo bandolera, los modelos “bowl” o los “shopper”, estandartes de la fiebre por los bolsos en clave “maxi” que imperó durante la década del 2010.

Silvia Venturini Fendi fue artífice de este modelo en 1997 sin saber que, años después, protagonizaría un “boom” en los buscadores de ventas de moda para posteriormente sobrevivir en el tiempo, eso si, sufriendo pequeñas modificaciones.

Su creación, en lona estampada con el logotipo, en piel u otros tejidos y siempre sellada con el broche de cierre en tipo “F” diseñado por Karl Lagerfeld fue tan icónica que la marca italiana ha vuelto a relanzarlo veinte años más tarde bajo el hashtag #BaguetteFriendsForever.

Al elenco de editoras de moda, modelos y actrices que se convirtieron en embajadoras del “baguette” a finales de los noventa, se suman ahora “It girls”, influencers e “instagrammers”, instaurando el accesorio como básico entre las tendencias del momento.

Bolsos icónicos. Al icónico bolso de la marca italiana también se le suman versiones de firmas como Dior o Louis Vuitton, pero no solo de firmas de lujo bebe esta tendencia, sino que ya está presente en las tiendas “lowcost” a precios asequibles y en diferentes diseños.
Mango, H&M y todas las marcas del grupo Inditex, en especial Zara, se rinden a este modelo, que se presenta en diferentes variables donde ganan protagonismo los materiales que emulan la piel de cocodrilo en tonalidades marrones y negras hasta materiales como lona estampada con iniciales y remates en cuero.

Un bolso que ya se ha ganado las connotaciones de sofisticación y modernidad y que vuelve en su segundo asalto más fuerte que nunca sobre el panorama de la moda y de las tendencias, demostrando que nunca un accesorio tan pequeño pudo generar un impacto tan grande.