Max Mara se pasa desde una serie negra a comienzos del desfile a tonos grises, caqui y azul marino, para terminar en un blanco de nieve.
Max Mara se pasa desde una serie negra a comienzos del desfile a tonos grises, caqui y azul marino, para terminar en un blanco de nieve.

Sobriedad en la Fashion Week milanesa

En la pasarela se apreció la moda surrealista de Prada y la inspiración marina de Max Mara en la Semana de la Moda de la ciudad italiana de Milán

ITALIA. Luego de una segunda jornada de la Fashion Week milanesa abierta con la sobriedad de Max Mara, la famosa marca del prêt à porter italiano, Prada, presentó una moda surrealista y glamurosa.

El evento se realizó en el Depósito de la Fundación Prada, decorado por el estudio de arquitectura OMA, de Róterdam.

En la colección de Prada hay cortes con faldas o sacos hendidos y con flecos como si hubieran pasado por la máquina trituradora de papel.

De chicas trabajadoras con corbatas y sacos con hombreras, se pasa hacia prendas donde reina la transparencia, cubiertas por bordados y piedras preciosas.

La piel es sintética desde que Prada renunció a la utilización de la piel animal y el nailon es reciclado. Los motivos florales aplicados a conjuntos de pantalones y blusas fluidos dan un delicado toque a la colección. Miuccia Prada quiso asociar al glamur la fuerza intelectual del movimiento de Secesión Vienesa de comienzos de siglo pasado.

prada1.1(800x600)
Prada
prada2.2(800x600)
El ADN casual de la marca también está presente con siluetas más deportivas que llevan grandes chaquetas de baloncesto o sacos inspirados de los t-shirts de béisbol.


Antes, Max Mara hizo desfilar una colección enteramente inspirada en la marina.

El abrigo, pieza emblemática de la casa italiana, es largo, hasta los pies, en cashemir, lana de oveja o en versión anorak chic de explorador del Antártico. Un amplio cordón con nudo corredizo marino cierra en la cintura los abrigos como levantadoras que envuelven el cuerpo.

max2.1(800x600)
Max Mara: Lo de esta temporada es el trabajo en las mangas: livianas y con volantes. Las prendas de la noche dan lugar a la transparencia adornadas con lentejuelas y piedras de fantasía.