Wes Gordon se atrevió a dejar el tradicional largo de la firma y le apuesta a los diseños cortos. Abundaron los estampados florales, los puntos polka, las rayas y los cuadros.
Wes Gordon se atrevió a dejar el tradicional largo de la firma y le apuesta a los diseños cortos. Abundaron los estampados florales, los puntos polka, las rayas y los cuadros.

Mix de colores e influencia pop

El eclecticismo es la virtud de esta colección, así como su audacia. Destacan las chaquetas acolchadas, así como las prendas y accesorios de cuero

PARÍS. Con un telón de fondo inspirado en el complejo edificio Centre Pompidou en París, la última colección de Nicolás Ghesquière para Louis Vuitton estuvo llena de looks caprichosos de principio a fin.

La línea incluyó elementos de patrones audaces, siluetas extravagantes y una paleta de colores que aparentemente es funcional, pero accesible.

Las modelos caminaron por el perímetro, con colores primarios, con botas planas o zapatos con cordones de suela gruesa, todas es un interesante mosaico de texturas, estampados, adornos punkish de metal, volantes que enmarcan la cara (definitivamente no planos) y gorros de cuero.

Esta colección es una visión diferente a todos los códigos de vestimenta burgueses expuestos en París, mirando hacia atrás, de alguna manera, a la década de 1980, sí, pero con resultados menos predecibles.

vuitton 2(800x600)
Full hombreras