La firma intenta así, desesperadamente, revertir la caída que ha sufrido en ventas desde hace ya varios años.
La firma intenta así, desesperadamente, revertir la caída que ha sufrido en ventas desde hace ya varios años.

El nuevo rostro de Victoria's Secret  

La reconocida marca de lencería abandona su antiguo ideal de belleza para darle paso a una moda más incluyente

Después de haber sido acusados de promover un solo patrón de belleza estética, la firma de lencería Victoria's Secret ha decidido incluir una modelo de talla grandes, otra transexual, una negra y otra asiática, para una colección limitada que ha realizado junto con la firma británica Bluebella.

"Este hecho supone un gran paso en la buena imagen los cuerpos", ha escrito junto la modelo plus size Ali Tate Cutler, quien usa una talla 44 y que estelariza esta campaña.

También se sienten feliz May Simón Lifschtiz, transexual danesa que se manifiesta muy afortunada por ser parte de este gran cambio, sobre todo después de que el director de marketing de la marca, Ed Razek, manifestara el año pasado que nunca contrataría modelos transgénero o de tallas grandes con tal de mantener su 'ideal de belleza' de ese entonces que consistía en mujeres muy altas, sexy y delgadas.

La firma intenta así, desesperadamente, revertir la caída que ha sufrido en ventas desde hace ya varios años además de que su tradicional desfile no se transmitió en 2019. También hay que añadir que a la firma le han salido competencia de muchas firmas de lencería incluyente como Savage X Fenty de Rihanna que ha tenido grandes éxitos y ventas.