Aplicar una crema hidratante sobre la piel después del baño con el objetivo de evitar la resequedad.

¡No te descuides!, cuida tu rostro, piel y cabello

Toma acciones para protegerte de los cambios bruscos de la presente estación, que anunciaron viene con días de lluvia y frío


El cambio de estación requiere de una nueva rutina de belleza para estar guapa y radiante en esta época donde la temperatura cambia de un día a otro y se hace necesaria una renovación para mantenerte joven.

Así, para evitar que tu pelo se caiga como las hojas de los árboles y tu piel se reseque, la doctora Marimar Guerra, especialista en medicina genómica y de antienvejecimiento, nos brinda algunos consejos para hacer esta transición de la mejor forma. Pon en práctica sus consejos para proteger tu piel y melena en esta temporada.

Cuidados para el rostro
- Utiliza siempre protector solar durante el día, pero no por la noche, ya que esto interfiere con la hidratación nocturna. Es una regla básica.

- Evita la comida frita y chatarra. Prefiere los jugos de frutas y verduras, el pescado y el pollo a la plancha, así como cereales.

- Exfólialo una vez por semana con productos adecuados a tu tipo de piel. Hazlo de manera suave cuando te estés bañando.

- Todas las noches, sin excepción, desmaquíllate y limpia tu cara. Lávala después de retirar tu maquillaje con jabón o gel sin irritantes.

- Toma un facial de limpieza e hidratación grado médico una vez al mes. Son ideales para quitar puntos negros y darle un mantenimiento completo a la piel.

- Después de lavar tu rostro por las noches aplica un suero que contenga grandes cantidades de principios activos, seguido de la mejor de tus cremas.

- Consulta con tu médico si necesitas algún relleno facial con ácido hialurónico, una pequeña aplicación de bótox u otro tratamiento.

- Bebe por lo menos dos litros de agua al día para mantenerte siempre hidratada.
Esto se refleja en la suavidad y brillo de tu rostro.

Cuidados para el pelo
- No lo amarres o lo peines de manera brusca cuando esté húmedo, puedes dañarlo. Desenrédalo con un peine de dientes gruesos.

- Para secarlo utiliza un protector de calor. Generalmente los venden en los salones de belleza y te garantizan que no se queme o reseque con la secadora.

- Utiliza una ampolleta de vitaminas cada 10 días. Existen opciones para enjuagar después del baño o dejarlas todo el día.

- No olvides la importancia de recortar las puntas cada tres meses para mantener tu melena sana y conservar un buen corte.

- Siempre alterna los champús. Un día utiliza uno de limpieza profunda; otro día, uno libre de parabenos, y otro día, uno lleno de nutrientes.

- Si vas a estar a pleno rayo de sol, aunque aparentemente no queme, protégete con un sombrero o gorrita y aplica bloqueadores.

- Si te lo pintas, recurre a un especialista que utilice productos que no lo dañen. Hay algunos en espray que te ayudan a retocar las raíces.

-Recuerda aplicar el champú desde las raíces, pero el acondicionador solamente se debe colocar de la mitad del largo del cabello hacia las puntas para no debilitarlo.

Protege tu piel.

La dermatitis atópica es una enfermedad dermatológica caracterizada por la sequedad de la piel, la aparición de lesiones de enrojecimiento, así como la descamación en placas junto con un intenso picor.

Actualmente representa la enfermedad crónica de la piel más frecuente en niños. La mayoría de los casos aparecen en el primer año de vida, aunque los brotes de la enfermedad pueden aparecer a cualquier edad, afectando al 10% de la población adulta.

Las principales recomendaciones para el control de la enfermedad y evitar, en la medida de lo posible, la aparición de los síntomas incluyen mantener una hidratación adecuada de la piel con productos dermocosméticos específicos para el cuidado de la dermatitis atópica, así como la higiene respetuosa y no irritante.También “la llegada del frío provoca lesiones en la piel atópica que pueden potenciarse por el uso de irritantes como jabones, alérgenos ambientales como el polvo doméstico o infecciones.

En esta época del año es muy importante la aplicación de cremas emolientes de forma continuada para disminuir la sequedad y el picor que produce, hidratar para compensar la pérdida de agua y reponer las grasas que le faltan”, señala María Ángels Navarro, pediatra.

co-belleza1-151119(800x600)
El maquillaje. También es un aliado de belleza para muchas mujeres. Durante el otoño puedes usar tonos como el dorado. Recuerda que es muy importante desmaquillarse cada noche e hidratarla con una crema a primera hora de la mañana y también al despedir el día.
co-belleza2-151119(800x600)
La alimentación. El cuidado de la piel no solo es la aplicación de unos productos cosméticos, sino que es recomendable cuidar tu alimentación, una dieta variada. Aumenta el consumo de legumbres y frutas rojas, una buena hidratación.
co-belleza3-151119(800x600)
Los labios. El viento puede resecar los labios y producir un efecto de labios agrietados. En ese caso puedes llevar en tu cartera un protector de labios para aplicarte este producto en distintos momentos del día.
co-belleza4-151119(800x600)
Cuello. Existen partes del cuerpo que en ocasiones son las grandes olvidadas. Por ejemplo, el cuello. Las cremas que contienen aloe vera, la caléndula y germen de trigo son recomendables para cuidar las pieles delicadas esta temporada.
co-belleza5-151119(800x600)
Tinte. Cambiar el color del pelo es una bonita manera de darle la bienvenida al otoño. Los tonos de moda son los colores de fantasía como el rosa, el rubio en todas sus versiones, desde los tonos más fríos hasta los más cobrizos, el negro, rojo intenso y el chocolate.
co-belleza6-151119(800x600)
Cortes. Las festividades de fin de año son la mejor excusa para hacerse un cambio de look. Los cortes en tendencia son el bob y el degradado, ambos con flequillo. Este último es ideal para las que tienen el pelo muy fino. El pixie sigue pisando fuerte, le luce a casi todas y es fácil de cuidar.