Una pasarela con influencia ecológica

Stella McCartney es la líder indiscutible del movimiento verde en la industria de la moda, y lo confirmó en París

PARÍS. La diseñadora británica Stella McCartney presentó a la pasarela parisina sus propuestas para la próxima primavera-verano 2020, construidas a base de tejidos sostenibles, algodón orgánico y poliéster reciclado, con los que se consagró en su papel de heroína de la moda verde.

Sus colores para el verano fueron suaves: una amplia gama de tonos beige, blanco y crudo que contrastaron con vibrantes naranjas, colores azules y estampados con paisajes campestres.

Las siluetas fueron fluidas, con un patronaje cuidado en chaquetas largas de corte recto y solapa fina, camisas sedosas de viscosa sostenible, pantalones bombachos, gabardinas por debajo de la rodilla marcadas en cinturas y mangas mediante cuerdas, monos de pata ancha, faldas midi y largos caftanes con discretos volantes o brocados étnicos.

stella 1.1(800x600)
La colección parece dedicada a esa “generación joven” liderada por la activista Greta Thunberg.



Compromiso
La británica se ha convertido en la asesora en materia de transición ecológica para el presidente de este gigante del lujo LVMH, Bernard Arnault. “No somos perfectos, y lo reconocemos. Como todos los empresarios formamos parte del problema, pero vamos más allá cada día para encontrar soluciones que existen en una industria que necesita desesperadamente un cambio”.

Recordó, además, todos los cambios que ha introducido en su “maison” : pieles alternativas y ecológicas, tiendas que funcionan con energía solar, pieles sintéticas, plantación de árboles después de cada colección y más. Para McCartney, la crisis existe, pero hay esperanza.


stella 2.1(800x600)
Destacan los vestidos estampados de margaritas y trajes a rayas.