La tendencia de vestir como princesas y brujas

Damas encantadoras y bellas brujas seductoras y audaces coexisten en las propuestas de vestir

El mal y el bien, el negro y el blanco, el barroco y el romanticismo, dos polos que conviven día a día y que esta temporada han llegado a las principales pasarelas del planeta, donde coexisten hermosas damas encantadas con brujas seductoras y audaces.

"Se trata de encontrar el estilo con el que te identificas, ya sea romántica o más bien 'dark' y, a partir de ahí, buscar las prendas de otoño que vayan con esa preferencia", afirma la experta en imagen Mayte Requejo.

Para las chicas dulces y soñadoras, el look de princesa regresa con fuerza, ya sea en elaborados vestidos con corsets y faldas amplias, o con diseños tipo columna repletos de flores y bordados. La paleta abarca todos los tonos pastel, en especial el rosa, así como el blanco con toques de plata.

Grandes vuelos y holanes, drapeados y cortes asimétricos completan esta propuesta, en las cual las heroínas van con poco maquillaje y peinados sencillos, si acaso adornados con una tiara o corona de flores.

Las empoderadas brujas, por su parte, prefieren el encaje y las transparencias, los atuendos de línea 'A', los adornos metálicos, las capas en terciopelo rojo, las líneas simples y, por supuesto, el negro como firma de su dominio.

Sus escotes son atrevidos o bien presentan aires monásticos, mientras que la joyería es elaborada y el rostro va con ojos muy marcados para lograr un mayor contraste.

Así, muchas de las firmas más reconocidas han mostrado alguna de estas dos tendencias en sus desfiles, celebrados en las principales capitales fashion del mundo.