Más noticias

Muestran a niños inmigrantes centroamericanos hacinados en Texas y Arizona

Hillary Clinton advierte que los menores serán devueltos hasta saber quiénes son sus padres.

Nogales, Arizona, Estados Unidos.

La exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, lamentó el creciente número de niños centroamericanos (en su mayoría hondureños) que cruzan solos la frontera de Estados Unidos de forma ilegal e indicó que de acuerdo con las leyes del país tendrán que ser devueltos cuando se determine quiénes son sus padres.

“Solo porque su niño cruce la frontera no significa que se vaya a quedar”, dijo en una entrevista organizada por la cadena CNN, con preguntas del público, en el Newseum en Washington, con motivo de la gira de presentación de su libro autobiográfico “Hard choices” (“Decisiones difíciles”).

La exsecretaria de Estado se mostró firme al respecto porque aseguró que no quiere mandar “un mensaje que es contrario” a las leyes estadounidenses o que “anime a más niños a hacer esa peligrosa travesía”.

Muestran a los menores en los centros de detención

Las patrullas fronterizas de Brownsville, Texas, y de Nogales, Arizona, abrieron ayer sus centros de detención de inmigrantes a la prensa. El objetivo fue mostrar las condiciones en que se encuentran cientos de niños y familias inmigrantes que han cruzado la frontera.

Este primer recorrido con periodistas se realizó a puerta cerrada, sin uso de aparatos electrónicos ni autorización para conversar con los detenidos o agentes que trabajan en el lugar.

Lea además: Niños migrantes de Honduras hacinados en centros de EUA

La visita duró aproximadamente 10 minutos. La primera escala fue el área de procesamiento, donde encontramos agentes junto a cientos de niños y familias en visible condición de hacinamiento.

Los menores, separados por sexo y edad, duermen en el piso con cobijas de la Cruz Roja Americana y algunas son térmicas.

En dos celdas vimos a padres junto a niños y madres también con menores. Afuera del recinto, la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (Fema) ha instalado dos tráileres con duchas y cuartos de lavandería.

Actividades para los niños

También han levantado carpas para que los niños puedan distraerse pintando con colores y reciban artículos de primera necesidad. Muy cerca hay un campo cercado para que puedan jugar. El personal que los atiende usa guantes permanentemente.

Una de las escenas más emotivas son los rostros de los niños saludando mientras los periodistas pasaban junto a sus celdas. Al concluir la visita, agentes federales, que pidieron no revelar su identidad, contaron que la mayoría de estos niños refugiados no tienen acompañantes y son atendidos por personal de varias agencias federales.

Los menores se bañan por grupos en dos rutinas diarias de 12 horas y participan en actividades de diversión durante 30 minutos. Aunque la Patrulla Fronteriza asegura que los infantes y familias detenidos en el albergue de Brownsville reciben un buen trato.

Y destaca también que la instalación está repleta. El centro de detención tiene capacidad para 250 personas pero actualmente hay 500 refugiados y el hacinamiento eleva el riesgo de enfermedades, dijeron periodistas que participaron en el recorrido.

Video de los menores migrantes hacinados en Estados Unidos