Más hondureños mueren en el desierto de Arizona

En los últimos siete meses fallecieron 52 indocumentados, entre ellos compatriotas, debido a las altas temperaturas que imperan en el peligroso paso.

ACOMPAÑA CRÓNICA: EEUU INMIGRACIÓN. MIA18 . QUITOBAQUITO (ESTADOS UNIDOS), 27/02/2019.- Fotografía del 22 de febrero donde aparece el portavoz de la Patrulla Fronteriza, Daniel Hernández, mientras habla con una inmigrante hondureña tras entregarse junto a sus tres hijos de 2, 9 y 14 años en un punto del área conocido como Quitobaquito, en la frontera de Arizona con México (EE.UU.). Lejos de la imagen de la peligrosa ruta que miles de migrantes recorren por el desierto, hay un punto en Arizona, Quitobaquito, en el que los indocumentados llegan en autobús como si de un paseo se tratara y cruzan la frontera sin problema para entregarse a los agentes estadounidenses. EFE/Paula Díaz
ACOMPAÑA CRÓNICA: EEUU INMIGRACIÓN. MIA18 . QUITOBAQUITO (ESTADOS UNIDOS), 27/02/2019.- Fotografía del 22 de febrero donde aparece el portavoz de la Patrulla Fronteriza, Daniel Hernández, mientras habla con una inmigrante hondureña tras entregarse junto a sus tres hijos de 2, 9 y 14 años en un punto del área conocido como Quitobaquito, en la frontera de Arizona con México (EE.UU.). Lejos de la imagen de la peligrosa ruta que miles de migrantes recorren por el desierto, hay un punto en Arizona, Quitobaquito, en el que los indocumentados llegan en autobús como si de un paseo se tratara y cruzan la frontera sin problema para entregarse a los agentes estadounidenses. EFE/Paula Díaz /

Arizona, Estados Unidos.

El estado de Arizona vuelve a convertirse en una trampa mortal para miles de indocumentados que intentan ingresar ilegalmente a Estados Unidos.

Las altas temperaturas en el desierto comienzan a atormentar a decenas de inmigrantes de Centroamérica y México que a diario desafían la muerte para alcanzar el “sueño americano”.

En entrevista, el vocero de la Patrulla Fronteriza de Arizona, Andrés Adame, advirtió que entre octubre de 2013 y mayo del año en curso, al menos 52 personas han perdido la vida en el desierto de Arizona, incluidos varios hondureños.

La cifra es preocupante, dijo, considerando que todavía no ha habido las temperaturas más extremas del año en la zona, donde han sido detenidos 61,360 indocumentados desde octubre de 2013 hasta la fecha.

De esta cantidad, los agentes estadounidenses han contado a 1,582 hondureños, entre jóvenes y adultos de ambos sexos, que han intentando llegar a territorio norteamericano cruzando la frontera entre Sonora y Arizona.

Adame hizo un llamado a los hondureños y al resto de centroamericanos para que eviten transitar por la zona, pues sostuvo que, además de sufrir por las altas temperaturas, se exponen a ser víctimas de bandas criminales del narcotráfico.

Capturas

“Aquí estamos deteniendo entre 300 y 400 personas diarias que intentan ingresar a Estados Unidos por Arizona y aunque hemos visto una disminución significativa es importante que la gente conozca los peligros que hay aquí”, explicó.

Entre octubre de 2011 y octubre de 2012, la Patrulla Fronteriza de Arizona reportó la captura de 2,554 compatriotas y de octubre de 2012 a octubre de 2013 fueron 2,993 los connacionales detenidos y luego deportados al país desde este punto.

El vocero de la Patrulla Fronteriza dijo que los compatriotas que son capturados en la frontera son detenidos de 2 a 15 días, luego son llevados ante un juez y seguidamente deportados a San Pedro Sula.

Adame sostuvo que los hondureños que intentan ingresar ilegalmente a Estados Unidos deben saber que una vez que son detenidos y deportados no pueden regresar a ese país durante cinco años.

Si la persona es reincidente, advirtió, es encarcelada hasta 180 días, se le presentan cargos criminales y se le prohíbe volver a Estados Unidos en períodos de hasta 20 años.

“La verdad es que, además de los peligros que aquí hay, se están aplicando fuertes medidas de seguridad para evitar este masivo flujo y la muestra es que antes éramos el principal punto de ingreso a Estados Unidos y ahora el primer lugar lo tiene Texas”.

La semana anterior, el Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) reportó la expulsión de al menos 12,500 hondureños de Estados Unidos en lo que va del presente año.

Esta cifra representa un incremento de 11.3% respecto a los deportados en este mismo período del año anterior, que cerró el 31 de diciembre con más de 38 mil compatriotas repatriados por la vía aérea.

La Prensa