Unicef promueve la música para impulsar valores en Honduras

Todos estos valores tienen mucho que ver con el desarrollo, según la representante de Unicef en Honduras, Luz Melo.

Niños hondureños participan en el concierto organizado por el Fondo de las Naciones Unidas por la Infancia 'Al ritmo por la paz' hoy, jueves 4 de agosto de 2016, en Tegucigalpa (Honduras). EFE.<br/>
Niños hondureños participan en el concierto organizado por el Fondo de las Naciones Unidas por la Infancia 'Al ritmo por la paz' hoy, jueves 4 de agosto de 2016, en Tegucigalpa (Honduras). EFE.

Tegucigalpa, Honduras

El Fondo de las Naciones Unidas por la Infancia (Unicef) promovió la música como una herramienta para transmitir valores sociales como la tolerancia, la solidaridad y el respeto en la niñez de Honduras.

La música es "una poderosa herramienta para transmitir valores (como) el compañerismo, la tolerancia, el afán de superarse, la lealtad y la cooperación", dijo la representante de Unicef en Honduras, Luz Ángela Melo, en la inauguración del concierto "Al ritmo por la paz", con la participación de niños y adolescentes.

Todos estos valores tienen mucho que ver con "el desarrollo, la educación, la construcción de la paz y la resolución pacífica de conflictos", subrayó Melo.

Durante el acto, los niños interpretaron creaciones musicales, mientras otros jóvenes, sobre unos zancos de madera de 45 centímetros de altura, danzaban al ritmo de la música.

El concierto "Al ritmo por la paz" se realizó en el cerro Juana Laínez de Tegucigalpa, en cuya cima se levanta el Monumento a la Paz, con mimos y payasos, que se encargaron de promover los valores entre la infancia.

Con el apoyo de la Alcaldía de Tegucigalpa, más de 70 niños y jóvenes de barrios capitalinos participaron esta semana en diversos talleres de percusión musical, cuya actividad les permitió "jugar, crear y disfrutar de la música sin tener conocimientos musicales previos", explicó la representante de Unicef.

"La música es ese espacio mágico que conecta a las personas sin distinción. La música no discrimina y además produce cambios positivos en las personas", enfatizó.

Durante la jornada, apoyada por la asociación Playing For Change, los niños, enfundados en camisetas negras y blancas con la leyenda "Caminando firme, cantando fuerte, pensando libre", elaboraron instrumentos de percusión, cuerda y viento.

Unicef y Playing For Change buscan fomentar la expresión y la participación de niños y jóvenes, y crear la oportunidad para que su voz sea escuchada en el mundo, explicó a Efe el jefe de comunicaciones de la agencia de la ONU, Héctor Espinal.

El grupo de niños y jóvenes también compuso "Oye", una canción que promueve "la paz y la esperanza" en el país centroamericano, señaló.

Espinal destacó que la canción, que es dirigida por Craig Woodson, representante de Playing For Change, habla de la necesidad de que la "sociedad escuche y trabaje por los niños, por un cambio y la paz" en Honduras.

La Prensa