Buscan frenar extracción de materiales de los ríos

Según la Ley municipal, la recolección no puede hacerse a menos de 500 metros de los puentes.

El río Blanco es el más utilizado para la extracción de materiales.
El río Blanco es el más utilizado para la extracción de materiales.

San Pedro Sula, Honduras

Los niveles de los ríos de la ciudad podrían estar por debajo de lo aceptado, por lo que autoridades no deben permitir que continúe la extracción de materiales y deben trabajar en su recuperación.

Así lo expone Rubén Lozano, expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles, quien incentiva a la Municipalidad a que realice un estudio para conocer los niveles actuales de los afluentes, ya que si son bajos se debe trabajar de inmediato en recuperar el caudal que amerita.

Dicha situación no solo cambia el comportamiento de los ríos, sino que pone en peligro la infraestructura vial (los puentes) y en riesgo a las familias que viven a inmediaciones. “La impresión que tengo es que no se puede extraer arena. No se puede permitir que esto se siga dando”, asevera.

Luego del huracán Fifí en 1974, una compañía consultora realizó la donación del estudio y el diseño de la construcción de las estructuras principales del canal de los ríos. “Después que se construyeron, en 1997 personalmente mandé a investigar cómo estaban los niveles del río e hicimos la comparación con la cantidad invertida de los canales, que esto equivale al piso del canal de diseño y nos encontramos que estaba sobreexplotado, estaba seis metros debajo del nivel”.

Lozano, quien en aquel entonces se desempeñaba como jefe de infraestructura municipal, dice que para evitar hechos lamentables se vedó la explotación en todos los ríos, principalmente del río Blanco, que en la actualidad es donde más se extraen materiales. “Hasta donde yo sé no se levantó la veda. Hasta el año 2000 lo más que se había levantado el río era un metro, faltaban cinco metros.

Lea: Más noticias de Honduras

No sé si alguien le dio seguimiento a eso y se logró recuperar”. El regidor José Antonio Rivera, manifiesta que la ordenanza emitida en 1997 que veda la extracción de materiales no ha sido derogada; sin embargo, el que emite los permisos es Defomin. “La Municipalidad a través de Dima regula y audita esos permisos”, explica.

La Prensa