Nealon: Sentencias contra narcos “serán largas y duras”

El senador de Delaware también se refirió al tema y calificó a Estados Unidos como “parte del problema”.

James Nealon, embajador de Estados Unidos en Honduras, y Thomasm Carper, senador del estado de Delaware, durante su visita al Museo del Niño en San Pedro Sula.
James Nealon, embajador de Estados Unidos en Honduras, y Thomasm Carper, senador del estado de Delaware, durante su visita al Museo del Niño en San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras.

El embajador de Estados Unidos, James Nealon, asegura que su país no dará penas leves a los hondureños que sean extraditados y que la justicia estadounidense los encuentren culpables por actividades ligadas al narcotráfico.

El presidente Juan Orlando Hernández ha pedido que las condenas en contra de compatriotas que sean extraditados a EUA sean severas.

Nealon ayer visitó el Museo del Niño en San Pedro Sula en compañía del senador de Delaware, Thomas Carper. Ahí se refirió al tema cuando se le cuestionó si las penas eran muy pocas en su país.

“No. Un no rotundo. Ustedes van a ver que los castigos y las sentencias en Estados Unidos van a ser largas y duras”, aseveró Nealon.

La preocupación en Honduras surgió cuando Raúl Suazo, apoderado legal de Carlos Lobo, extraditado hace dos meses, dijo que su representado se declaró culpable porque había negociado la pena, lo que hizo suponer que el confeso narcotraficante estaría poco tiempo en prisión.

La pena máxima por los delitos de tráfico de droga con destino a Estados Unidos que le imputan a Lobo es de cadena perpetua, en el caso de que sea declarado culpable sin negociación de condena.

Cables internacionales de prensa indicaron que la sentencia mínima que podría recaer sobre Lobo, una vez confesado de su culpa, sería de 10 años, pero sin referirse a la cantidad máxima.

El embajador no dio detalles sobre los casos en proceso de extradición. “Jamás vamos a hacer comentarios en cuanto a casos específicos de extradición; pero ustedes saben que estamos trabajando en forma permanente con este Gobierno para exiliar a los malos narcos a EUA”.

El senador de Delaware también se manifestó en torno al trabajo que realiza el Gobierno para combatir la narcoactividad que ha invadido las tierras hondureñas y que perjudica los intereses de Estados Unidos.

“Estados Unidos es parte del problema por el consumo que hacen nuestros habitantes de sustancias ilegales que pasan por Honduras y son consecuencia de una variedad de situaciones negativas. América es parte del problema y necesitamos ser parte de la solución”, dijo Carper.

Además se informó que la nación norteamericana está dispuesta a colaborar en lo que el presidente Hernández le solicite.

“Colombia es el mejor ejemplo. Cuando ellos decidieron hacer cambios para retomar su país, nosotros les dijimos les vamos ayudar, y lo hicimos. El resultado ha sido positivo; pero es fundamental que el país que solicita la ayuda realmente esté dispuesto a trabajar e implementar las estrategias que les brindemos”, manifestó el senador Carper.

Estados Unidos impulsará el desarrollo en Honduras

La presencia de un senador de Estados Unidos en Honduras traerá resultados positivos a los ciudadanos por los objetivos y la visión que tienen para ayudar al país.

En su paso por la ciudad, Thomas Carper, senador del estado de Delaware, dijo que su misión es identificar cuáles son los puntos torales en los que Honduras necesita ser apoyada.

“Vine a ver cómo puede Estado Unidos ayudar para restaurar la esperanza, fortalecer la situación económica y ver qué podemos hacer para que tengan mejor vida los hondureños.

Es importante para mí saber lo que funcionaría para tener comunidades libres de violencia, fortalecer las escuelas, alentar a los negocios para que crezcan o atraer inversiones a Honduras, quiero involucrarme en mejorar el sistema de salud, infraestructura, carreteras, puentes y restaurar el Estado de derecho.

Daremos estrategias, pero les enseñaremos a implementarlas, no lo haremos por ustedes”, aseguró Carper.

La Prensa