El plan de Google para desbancar a Microsoft

Amit Singh tiene la misión de vender la línea de software para empresas que compite con Outlook y Office.

La división Google for Work, bajo la dirección de Amit Singh, busca obtener un trozo de los US$300.000 millones que las compañías gastan cada año en software.
La división Google for Work, bajo la dirección de Amit Singh, busca obtener un trozo de los US$300.000 millones que las compañías gastan cada año en software.

Nueva York, Estados Unidos.

Google Inc. cree que puede sa­cudir el pesado mundo de la tec­nología corporativa y ganarse un trozo de los cerca de US$300.000 millones que las compañías gas­tan cada año en software empre­sarial. Sin embargo, los autos sin conductor y los drones para entre­gas a domicilio podrían ser más sencillos que cambiar la forma en que la gente envía correos electró­nicos en la oficina.

La tarea del ejecutivo Amit Singh consiste en persuadir a las compañías para que abando­nen Microsoft Outlook, Office y las computado­ras personales y adopten versiones empresariales de Gmail, Google Apps y laptops bá­sicas llamadas Chromebooks.

Aunque en la última década startups y empresas más peque­ñas del área de San Francisco han adoptado los servicios de Google, el gigante de búsquedas en Inter­net ha tenido un éxito limitado a la hora de hacer que grandes em­presas reemplacen herramientas como Microsoft Word.

Para ayudar a los potenciales clientes a ver las diferentes ofer­tas de Google como un conjunto coherente de productos, Singh, de 46 años, ha rebautizado la lí­nea de ofertas corporativas como Google for Work (Google para el trabajo).

El ejecutivo también está ha­ciendo énfasis en los servicios “en nube”, que permiten a las empre­sas alquilar la capacidad compu­tacional de Google en lugar de comprar sus propios equipos tec­nológicos del mismo modo que los hogares utilizan la energía de las redes eléctricas compartidas. Allí, Google se está enfrentando con Amazon.com Inc., uno de varios rivales en la pelea por los dólares de la tecnología corporativa.

En una entrevista, Singh, ex ejecutivo de Oracle Corp., habló sobre las ambiciones del negocio de software de Google, su estra­tegia para desplazar a gigantes como Microsoft en el mercado empresarial, y su enfoque para sobresalir en un mercado satura­do de servicios en nube. Estos son fragmentos editados:

-WSJ: La mayoría de las tecnolo­gías que se utilizan en el trabajo no han cambiado mucho en años. ¿Están por cambiar las cosas?

Singh: La forma en que las perso­nas están utilizando la tecnología en el trabajo está cambiando. La gente pasa buena parte de su tiem­po en dispositivos (móviles) com­parado con sus computadoras de escritorio. (Los empleados) parti­cipan en las decisiones sobre tec­nología. Utilizan cosas en casa y quieren usar lo mismo en la ofici­na, ya que se percatan que algunas de las mismas cosas en el trabajo no se han mantenido al día.

-WSJ: ¿El énfasis en Drive for Work (un servicio de almacenamiento en nube de Google) significa que no fueron tan exitosos como es­peraban en la venta de la versión empresarial de Apps, un rival de Microsoft Office, o Gmail?

Singh: Estos son, de varias formas, mercados distintos. Nuestro ne­gocio Gmail y nuestro negocio Apps siguen creciendo a pasos agigantados.
La gestión de documentos para compartir, sincronizar y colabo­rar con archivos es una categoría nueva, lo que nos permite llevar estos productos que hemos desa­rrollado con el tiempo a un con­junto de clientes completamente nuevo. Nuestra propuesta de va­lor con Drive es que por favor si­gan usando lo que sea que están usando —Microsoft, o los produc­tos Lotus de IBM— y nosotros po­demos agregar valor junto a eso. Si no está listo para un gran cam­bio de e-mail, tenemos esta nueva alternativa.

-WSJ: ¿Cómo es la experiencia de intentar motivar el cambio en em­presas que normalmente no avan­zan tan rápido como Google?

Singh: En momentos en que la mo­vilidad cambia el lugar de trabajo y se crean nuevos modelos empre­sariales —ya sea Uber en el trans­porte o Netflix en los medios— los presidentes ejecutivos y las juntas directivas se percatan más de que las compañías necesitan cambiar la forma en que piensan acerca de la tecnología, y están acudiendo a Google para esto. (Se preguntan:) ‘¿Cómo transformamos nuestras compañías para sacarle ventaja a la tecnología?’. De muchas mane­ras, las mismas empresas se están sacudiendo.

-WSJ: ¿Cómo logra que las empre­sas se sientan cómodas cambian­do su correo electrónico o proce­sador de texto?

Singh: Incluso ahora, apenas 10% u 11% del correo electrónico se ha mudado (de las computadoras) a la nube. De hecho, habíamos de­sarrollado herramientas de incor­poración para que los trabajadores pudieran seguir usando la parte ex­terior de Outlook, pero con el mo­tor de Gmail. Esa objeción ha cam­biado de manera drástica debido a los aparatos móviles, pues implica­ría una ruptura natural del legado de lo que (los trabajadores) usan.

-WSJ: ¿Qué le pareció la reciente asociación de Apple y IBM para ayudar a las empresas a desarro­llar aplicaciones web?

Singh: Es demasiado prematuro para opinar. Debido a que Apple no cuenta necesariamente con la capacidad y servicios en nube, esa combinación (con IBM) tiene sen­tido. En nuestro caso, proveemos la combinación de Android y nube juntos. Con el tiempo, los desarro­lladores reconocerán el valor de esas plataformas para diseñar una nueva generación de aplicaciones para el campo laboral. (Apple no quiso hacer comentarios.)

-WSJ: ¿Es Amazon (pionero de ser­vicios en nube) vulnerable?

Singh: Somos sumamente serios respecto a la meta de convertir­nos en la plataforma (en nube) de preferencia para los desarrollado­res. Tomamos la decisión en los últimos años de que tomaríamos (la columna vertebral tecnológi­ca) que hemos desarrollado y la abriríamos a desarrolladores de todas partes. Compartir el tipo de magia que Gmail o los inge­nieros de YouTube disfrutan to­dos los días.

-WSJ: ¿Qué opina del énfasis del jefe de Microsoft, Satya Nadella, en los servicios móviles y soft­ware compatible con la web?

Singh: Parece haber tenido un buen comienzo. Pero uno tiene que ha­cer más que hablar. No piensan en centros y redes de datos. En el frente móvil, están haciendo un esfuerzo pero no es su especiali­dad. Ni lo móvil ni la nube son su especialidad principal. Sus pro­ductos como Office Web Apps, si los usas verás el nivel de madurez. Pero ojalá mejoren. La competen­cia siempre es buena y nunca los subestimamos. (Microsoft prefi­rió no hacer comentarios).

La Prensa