Salud: Organización estructurada causa desorden en Catarino

El hospital Mario Rivas está secuestrado por una serie de organizaciones, denunció la ministra de Salud, Yolany Batres.

Tegucigalpa, Honduras

Las autoridades de la Secretaría de Salud iniciaron la mañana de este jueves la intervención del hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, en el zona norte de Honduras.

La ministra de Salud, Yolany Batres, aseguró hoy que "al interior del Catarino hay una organización bien estructurada que no nos permite trabajar".

"Cuando empezamos a evaluar (...) miramos que la intervención del Catarino no solo era administrativa sino también tenía que ser al recurso humano, una intervención a la atención médica, a la atención clínica, una intervención integrada". agregó Batres.

Según la funcionaria en la intervención no solo tiene que participar la Secretaria de Salud también tienen que involucrarse otras instituciones.

"Algo que si tengo que garantizarle a la población de Honduras es que vamos a intervenir el Catarino y aparte de invernirlo también vamos a deducir responsabilidades", indicó.

"Practicamente, es triste decirlo, pero actualmente el Catarino Rivas está secuestrado por una serie de organizaciones mucho más estructuradas a veces que el Gobierno mismo, con mucho más poder de generar miedo, de generar temor...", apuntó.

Denuncias de negligencia médica

La noche del miércoles la ministra Batres avisó que esa institución será intervenida tras denuncias de negligencia médica hechas por los parientes de un paciente que falleció en ese centro asistencial.

Batres señaló que el proceso se efectuará en las próximas horas luego de conocer el caso de Luis Alfonso Cabrera, un joven de 24 años, que pereció en ese centro asistencial, según sus familiares, "por la negligencia y la indiferencia" del personal de ese hospital.

Las autoridades investigarán el caso de Cabrera para determinar las causas de su muerte. La interventora determinará si el joven falleció tras sufrir torturas y descargas eléctrica de parte de grupos de pandillas o por la infección que le provocaban gusanos que brotaban de su cuello y ante las cuales, y según sus parientes, no recibió atención.

Los familiares realizaron la denuncia por varios medios de comunicación y criticaron la calidad de la atención en el principal hospital de la zona norte de Honduras, en donde hace varios días se vienen realizando denunciasd por la falta de medicinas, citas e implementos por parte de los pacientes.

Cabrera estuvo interno 13 días en el hospital Mario Catarino Rivas, donde según los parientes lo dejaron que se engusanara sin que tuviera la atención médica debida porque se aduce que no había medicinas para curarlo.

Batres dijo que lo que le comentó el equipo que le da seguimiento a los medios de comunicación, indica que el hecho ocurrido con Cabrera es lamentable y penoso que no se puede estar dando en ninguna institución ya sea pública o privada.

“En el Mario Catarino Rivas, la verdad es que hemos puesto un énfasis y una atención especial y precisamente hoy -miércoles- está en San Pedro Sula, la viceministra de Redes, doctora Sandra Pinel; la directora de Hospitales, Ritza Lizardo y el doctor Billy González porque en ese hospital ya no se puede seguir manejando como ha estado no sólo en la administración sino en la parte de calidad”, reaccionó Batres.

Agregó que ese centro asistencial se va a intervenir tanto en la parte administrativa como en la clínica porque realmente es una ingobernabilidad que se vive ahí, que sobrepasa cualquier esfuerzo por lo que también se dispondrá de la colaboración de la Policía Militar y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

La Prensa