“Cónsul, sáquenos de aquí”, claman niños hondureños en EUA

El Gobierno estadounidense comenzará a vacunar a los menores indocumentados.

Ayer en Tegucigalpa capturaron a un “coyote” que llevaba nueve niños hondureños rumbo a Estados Unidos.
Ayer en Tegucigalpa capturaron a un “coyote” que llevaba nueve niños hondureños rumbo a Estados Unidos.

Nogales, Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos redobló ayer la búsqueda de albergues para los miles de menores indocumentados llegados al sur del país procedentes de Centroamérica y comenzó a vacunarlos para evitar la aparición de enfermedades.

En Nogales, Arizona, un total de 1,118 menores han sido alojados en un almacén de la Patrulla Fronteriza, en el que han dormido en contenedores de plástico arropados con mantas térmicas de aluminio y usando sanitarios portátiles. “El problema es que salen pocos y entran muchos”, dijo ayer el cónsul honorario de Honduras en Arizona, Tony Banegas, sobre la situación de los niños. Este almacén, con capacidad para unas 1,500 personas, al que a diario llegan más menores servía de estación de paso para indocumentados adultos, generalmente mexicanos, que iban a ser deportados.

El diplomático explicó que se le rompe el alma al ver la situación de estos menores: “Cuando paso por el cerco donde los tienen me gritan: ‘¡Cónsul, sáquenos de aquí!’. Les digo: ‘Si yo pudiera, me los llevaba a todos ahora mismo’”. Los menores están llegando a centros de la Patrulla Fronteriza en Arizona y otros estados del país procedentes del sudeste de Texas, donde ha habido un espectacular aumento de las entradas ilegales de niños que viajan solos.

Cifras en alza

A finales de año, si nadie lo impide, el número de niños llegados al sur de Estados Unidos puede ascender a 60,000, según los cálculos de las autoridades.

Los cónsules de los tres países centroamericanos que tienen niños en este antiguo centro de procesamiento de indocumentados han expresado su inquietud por la situación de sus connacionales.

El cónsul de El Salvador en Tucson, Joaquín Chacón, dijo que esta “bodega improvisada” no está adaptada para acoger a niños durante días y recordó que en su anterior uso estaba ocupada por “personas adultas, en su mayoría de México, que estaban allí por dos días y eran regresadas (a su país). En este caso son menores de edad y el proceso será largo”.

“(Los menores) se sienten frustrados porque los oficiales en Texas les dijeron que los iban a enviar para Arizona y acá los iban a liberar y ya llevan cuatro y cinco días allí”, durante los cuales no han visto la luz del día, indicó Chacón. El cónsul salvadoreño aseguró que las autoridades sanitarias tienen previsto comenzar a vacunar hoy a los menores para prevenir enfermedades después de las críticas recibidas la pasada semana por poner en libertad a algunos menores en estaciones de autobuses sin que tuvieran una revisión médica ni vacunación. “Es algo para lo que no estábamos preparados y lo veíamos venir desde octubre. Primero fueron señoras, madres con sus hijos; ahora son directamente niños”, comentó el vicecónsul de Guatemala, Carlos de León.

El almacén ha sido habilitado por la Patrulla Fronteriza este fin de semana con el fin de que estuviera más habitable para los menores, que apenas comieron burritos fríos y no se pudieron bañar ni lavar la ropa durante sus primeros días de estancia.

Presidente Hernández

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aseguró ayer que se dará atención adecuada a los menores hondureños indocumentados que permanecen recluidos en varios centros de detención de Estados Unidos.

Hernández afirmó que espera la ayuda de las Iglesias, la sociedad civil y la cooperación internacional para comenzar los trabajos de orientación con las familias de los infantes hondureños que fracasaron en la búsqueda del ansiado “sueño americano”.

Estados Unidos afronta desde hace varios meses un histórico incremento en el flujo de menores de edad no acompañados debido a la critica inseguridad y pobreza que viven en sus países de origen. Para el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el aumento del número de niños migrantes resulta preocupante. Unos 47,000 de ellos, no acompañados, han sido detenidos en la frontera sudoccidental en los últimos ocho meses, casi el doble del número de menores detenidos entre octubre 2012 y septiembre de 2013.

“Unicef acoge con satisfacción la labor de socorro urgente del Gobierno de Estados Unidos para hacer frente a un aumento sin precedentes en el número de niños no acompañados que tratan de entrar en Estados Unidos, procedentes en su mayoría de América Central”, informó el organismo.

Autoridades hondureñas

El embajador de Honduras en EUA, Jorge Milla Reyes, se reunió el fin de semana con varias autoridades del Gobierno estadounidense para tratar la emergencia humanitaria en la frontera de México y EUA.

Milla Reyes constató la semana pasada la situación de los menores hondureños indocumentados en los albergues.

El fin de semana fue recibido por el director para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad de EUA, Ricardo Zúñiga. Durante su reunión, los funcionarios centroamericanos se mostraron preocupados por que se les dé la mejor asistencia a los menores.

También hubo un encuentro con el subsecretario para Asuntos Internacionales del Departamento de Seguridad Nacional de EUA, Alan Bersin, con el que se discutió el mismo tema.

El embajador hondureño ha manifestado que valora los esfuerzos de Washington por proporcionarles la mejor atención a los migrantes. Además señalaron que se deben coordinar esfuerzos entre los países afectados.

Capturan a coyote

En un operativo de la Policía Nacional e inspectores de la Dirección de Migración y Extranjería en Tegucigalpa capturaron a David Amaya Ayala (24), supuesto coyote salvadoreño que llevaba a tres adultos y nueve menores de edad a Estados Unidos. Las autoridades decomisaron 145 mil lempiras en billetes de 500.

Las otras personas mayores que iban entre el grupo de indocumentados fueron identificadas por la Policía como Gabriela Michelle López Martínez, Claudia Elizabeth Sermeño Hernández e Iris Ondina Martínez Ramírez. A estas les decomisaron el dinero.

El inspector de migración Percy Cruz informó que ayer se efectuó un operativo de rutina en la estación policial de El Durazno, salida al norte, y que al registrar un autobús del transporte interurbano requirieron a 12 indocumentados. Cruz confirmó que entre los nueve menores hay cuatro niñas y cinco varones, quienes viajaban solos con el coyote, ninguno con sus padres o algún familiar.

La Prensa