Más noticias

Las diferentes caras de El Negro Lobo

Desde el 15 de marzo se intensificó la vigilancia del hondureño, quien se movía entre Colón y San Pedro

Las diferentes caras de El Negro Lobo.
Las diferentes caras de El Negro Lobo.

La captura de Carlos Arnoldo Lobo Alemán no fue una acción casual. Desde hace dos años le seguían los pasos dentro y fuera de Honduras.

Según fuentes ligadas a la investigación, el hondureño estaba en monitoreo continuo. Sus movimientos eran constantes entre Colón y San Pedro Sula.Lo sabían todo de él, pero la falta de una orden de captura les impedía detenerlo.

De acuerdo con las averiguaciones, Lobo viajó en marzo de 2012 a Costa Rica en compañía de su familia; las autoridades en aquel país, tras identificarlo, lo detuvieron y lo devolvieron a Honduras.

Fue hasta que entró en vigor la reforma a la Constitución para permitir la extradición de hondureños que la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado (Fescco) le encomendó a una nueva unidad élite de investigación que le siguiera los pasos y desde el 7 de marzo, día y noche, la vigilancia fue continua.

“Sabíamos que estaba en Honduras. Tuvimos algunos informes de movimientos y salidas de él en vuelos privados en el aeropuerto de San Pedro Sula, pero al no haber orden de captura por el proceso de extradición no se podía hacer nada”, explicó un investigador.

El rastreo de todos los movimientos fue detectado y la vigilancia se intensificó el 15 de marzo. Al tener confirmada la orden de captura del proceso de extradición emitida por el juez natural nombrado por la Corte Suprema de Justicia, el equipo de inteligencia trabajó en identificar su ubicación.

Fue ayer que al darle seguimiento, el cuerpo especializado lo capturó cuando se bajaba de un vehículo Porsche blanco para comprar en una panadería de Río de Piedras.

Tras su captura se allanaron tres casas más, donde se verificó en el seguimiento que eran los sitios que más frecuentaba: dos casas en Río de Piedras y una en residencial El Barrial.

Lobo fue trasladado a la 105 Brigada y de allí en un helicóptero fue transportado a Tegucigalpa, donde se encuentra bajo resguardo militar.

Para hoy está programada la audiencia ante el juez natural nombrado en el caso, donde se le darán a conocer sus derechos y los motivos por los cuales la Corte del Condado Sur de Florida lo solicita en extradición.

El proceso que llevará aproximadamente tres meses determinará si el juez otorga o deniega la solicitud de extradición. En caso de que fuese otorgada y la defensa apelara, la Corte conocerá el caso y en un plazo de 10 días dentro del término de los tres meses dará el fallo.

Asimismo, las oficinas de contrainteligencia pusieron a las 9:00 pm del martes en vigencia el Plan Difulico (Descubrir, Identificar Funcionarios Ligados al Crimen Organizado), mediante el cual interceptaron los teléfonos de personas cercanas a Lobo a fin de evitar la infiltración de información.

Procedimiento legal

El apoderado legal de Lobo, Raúl Suazo, dijo que ya solicitó su apersonamiento ante la Corte Suprema en el caso de extradición de su defendido, pese a que reiteró que todavía está pendiente que se resuelvan cuatro recursos de inconstitucionalidad interpuestos.

De estos recursos, dos son por defectos de forma y fondo en la reforma al artículo 102 de la Constitución y los otros dos contra el tratado de extradición entre Honduras y Estados Unidos. “Honduras no tiene un proceso definido, sino que tampoco hay una ley de extradición. Hemos manifestado siempre en los recursos de inconstitucionalidad que hemos presentado que en primer lugar hay una violación a las garantías constitucionales”, manifestó.

El jurista calificó como especulación la idea que ha circulado de que Lobo sería extraditado a Estados Unidos en las próximas horas, ya que los convenios de reclamación de Estados Unidos establecen procedimientos rigurosos que se tardan varios meses en resolverse.

“Lo que digan de que se lo quieren llevar sin las audiencias previas es pura especulación e independientemente de eso vamos a acudir al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos a efecto de que también se apersonen a este expediente, ya que hay mucha especulación, no solo en la extradición del señor Carlos Lobo, sino también en el momento de su captura”, aseguró.

Suazo explicó que la última comunicación que tuvo con su cliente fue ayer a las 10:30 am, es decir, media hora antes de que lo arrestaran.

“En este momento, él debería ser objeto de una llamada por teléfono para que se comunicara con el apoderado legal y que lo pueda asistir en todo momento”.

El abogado anunció que anoche interpondría un recurso de hábeas corpus a favor de Lobo para conocer su paradero y estado de salud.

El año pasado, en la Operación Alfa, un equipo conformado por la Fiscalía Especial de Privación de Dominio, acompañado por elementos de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación y de la Oficina Administradora de Bienes Incautados le aseguraron al “Negro” Lobo nueve lotes de terreno valorados en 1.5 millones de lempiras cada uno y ubicados en Jardines del Este, La Ceiba.