Fiscalía acusará a Ana María Ríos por malversación de caudales

Auditoría forense revelará si fueron o no desviados fondos sindicales de San Pedro Sula

Ana María Ríos se reunió el fin de semana con los miembros del sindicato.
Ana María Ríos se reunió el fin de semana con los miembros del sindicato.

San Pedro Sula, Honduras

Por malversación de caudales públicos se estaría presentando requerimiento fiscal en los próximos días contra Ana María Ríos, presidenta del Sindicato Municipal de San Pedro Sula.

El Ministerio Público inició el viernes de la semana pasada una investigación contra la presidenta y tesorera del sindicato, Ana María Ríos y Ada Esperanza Muñoz Torres respectivamente, a raíz de que tenían 16 años de no rendir informes financieros.

La coordinadora de la Fiscalía contra la Corrupción, Elizabeth Rodríguez, manifestó que siguen con la investigación y que hay varios fiscales asignados que están trabajando en el caso.

La funcionaria agregó que las diligencias investigativas se basan en abuso de autoridad y malversación de caudales públicos. “Una vez que tengamos toda la información y la seguridad de que estamos ante un caso de corrupción estaríamos presentado los requerimientos fiscales correspondientes”.

Indicó además que la auditoría forense revelará si fueron o no desviados fondos del sindicato. “Seguimos analizando, tenemos que documentarnos con las situaciones financieras con los egresos e ingresos”, manifestó.

La fiscal dijo que el lunes se presentó a rendir su declaración el contador del sindicato, Mario Baltodano. “Lo escuchamos en la Fiscalía Anticorrupción como una de las personas encargadas de realizar la auditoría”.

Líneas de investigación

La Fiscalía contra la Corrupción está manejando cuatro líneas de investigación diferentes en torno a la alcaldía sampedrana.

“No solamente manejamos la denuncia de cuatro delitos contra la anterior jefa de Control de Ingresos Ada Muñoz que se han presentado en el ámbito del requerimiento fiscal, sino que estamos siguiendo líneas de investigación diferentes en varios delitos en donde están vinculados otros funcionarios municipales de la anterior administración”.

Las investigaciones del Ministerio Público establecen que José Armando Muñoz Torres, hermano de Ada Muñoz Torres, es empleado de una empresa privada y tiene un salario de 35,092 lempiras como planificador uno, además de ser el contador del sindicato municipal, adonde también era remunerado.

La Prensa