Silencio estatal por advertencia del jefe del Comando Sur de EUA

Nadie respondió ante las declaraciones ofrecidas por el jefe del Comando Sur de EUA.

John Kelly, jefe del Comando Sur de los Estados Unidos
John Kelly, jefe del Comando Sur de los Estados Unidos

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno hondureño guardó silencio con respecto a la advertencia del jefe del Comando Sur de Estados Unidos, John Kelly, en el sentido “ que habrá repercusiones” si las Fuerzas Armadas de Honduras derriban alguna aeronave sospechosa de transportar drogas.

En una entrevista exclusiva ofrecida a Diario LA PRENSA, el alto jerarca militar estadounidense advirtió que la cooperación que EUA brinda a Honduras podría suspenderse en el momento que las Fuerzas Armadas hondureñas procedan al derribo de una aeronave civil.

“Para qué complicar las cosas más de lo que necesariamente se necesitan complicar, pero realmente pienso que habría repercusiones en cuanto a la asistencia de Estados Unidos si derribaran una aeronave, no sé cuáles serían porque tendríamos que trabajar fuertemente en eso”, dijo Kelly en una amplia entrevista.

Estados Unidos teme que el derribo de una narcoavioneta ponga en riesgo la vida de agentes antidrogas infiltrados en los carteles de la droga que operan desde Suramérica. Al respecto, LA PRENSA intentó por diferentes canales oficiales obtener una reacción de los ministros de Defensa y Seguridad, Samuel Reyes y Arturo Corrales, pero ninguno contestó las llamadas ni los mensajes dejados a través de sus responsables de relaciones públicas.

También se intentó obtener una reacción del jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Fredy Díaz, quien tampoco respondió a la solicitud de información dejada a través de su edecán.

Tampoco fue posible obtener una declaración del jefe del Gabinete de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, quien arguyó que no había leído las declaraciones de Kelly.

El pasado miércoles, el presidente Juan O. Hernández dijo que en la reunión con Willian Brownfield fue claro en cuanto a que requieren de Washington una “cooperación más efectiva” en el combate del narcotráfico y de las trazas de avionetas que utilizan el territorio hondureño.

La Prensa