Más noticias

Desmantelan dos campamentos de guerrilleros en el Aguán

Dos mujeres fueron detenidas en allanamientos realizados por miembros del Ejército.

Yesenia Urrutia y María digna Guevara fueron detenidas en un campamento en la aldea Dos Bocas de Santa Rosa de Aguán.

Colón, Honduras

Militares desmantelaron en los últimos días dos campamentos en el Bajo Aguán que eran utilizados por “supuestos guerrilleros o una banda armada”, informó ayer una fuente oficial.

El acceso a los campamentos, localizados en el área conflictiva del departamento de Colón, se produjo entre el martes y ayer en la Operación Xatruch, informó el portavoz militar, coronel Germán Alfaro.

“Estos individuos no son campesinos, se presume que son guerrilleros o parte de una banda armada”, detalló el oficial.

El primer campamento fue hallado el martes, apuntó Alfaro, tras señalar que en la toma del sitio no se produjeron enfrentamientos con los irregulares porque el refugio fue abandonado ante las patrullas de la fuerza militar.

En el segundo sitio, encontrado hoy (ayer), se ubicaron armas de fuego, municiones de diferentes calibres, varias piezas de indumentaria militar y unos 30 celulares, añadió la fuente militar, quien reveló que el líder de los irregulares ha sido identificado como Moisés Erazo, alias Flaco.

“Cuando se dedican a formar células de esta naturaleza y andan con todo estos utensilios tienen capacidad de moverse rápidamente e instalar los campamentos en cualquier lugar”, destacó la fuente militar.

Todo lo encontrado, al igual que las construcciones, fue destruido, subrayó Alfaro, quien manifestó que la intención de “estos delincuentes era crear zozobra” en el Bajo Aguán, región que ha sido escenario de violentos enfrentamientos entre labriegos y terratenientes con saldo de varios muertos.

Mujeres detenidas

En los allanamientos de ayer en una finca invadida en la aldea Dos Bocas de Santa Rosa de Aguán se detuvo a dos mujeres identificadas como Yesenia Urrutia y María Digna Guevara.

Se les decomisó una pistola calibre 38 y una chimba reformada estilo escopeta, municiones de fusil R15, uniformes militares, alimentos y cuatro celulares, confirmaron las autoridades.

Las otras personas, en su mayoría hombres, que se encontraban en el campamento lograron escapar.

Cerca del sitio, los militares encontraron un lugar donde se preparaban alimentos y en una alcantarilla hallaron utensilios de cocina, un colchón con armas, tarjetas de banco, ropa y una bandera hondureña.

Los militares continúan inspeccionando el sector en busca de campamentos en los que se estarían refugiando supuestos guerrilleros.