Otra vez el valle de Sula queda anegado

Lo poco que había dejado Eta fue arrasado por la tormenta Iota. Hoy continúan por aire y agua los rescates de personas atrapadas.

VER MÁS FOTOS
Según los últimos reportes de las autoridades de Copeco, con la tormenta Iota, las zonas inundadas fueron mayores, lo que dejó pérdidas millonarias en el valle de Sula. Fotos Melvin Cubas y Yoseph Amaya,

EL PROGRESO.

El valle de Sula vuelve a ser azotado por otro fenómeno natural, primero la tormenta Eta causó desastres, pero ahora la tormenta Iota arrasó con lo poco que habían recuperado algunas familias, sin mencionar la destrucción millonaria de la producción agrícola. Fueron los más grandes ríos de la zona noroccidental, Chamelecón y el Ulúa, que al superar sus niveles y desbordarse de sus caudales causaron los más grandes estragos.

La tormenta tropical Iota, que salió este miércoles de Honduras convertida en depresión y cruzó a El Salvador, dejó lluvias en gran parte del territorio nacional, lo que provocó múltiples inundaciones, destrucción de carreteras, puentes, deslaves, derrumbes y, lo más lamentable, personas fallecidas.

ar-lima8-191120(800x600)

LA PRENSA hizo un recorrido por aire, tierra y agua, en el que constató los grandes daños en los municipios más afectados, La Lima, San Manuel, Potrerillos, Pimienta, Villanueva, El Progreso, los bajos de Choloma, entre otros, que en su mayoría quedaron bajo el agua.

Las escenas son dramáticas, la furia de los ríos arrasó con comunidades enteras, en algunos sectores como en Chamelecón, desde el aire se observaban pobladores que estaban atrapados en los pequeños bordos que aún se mantenían firmes, por lo que nuevamente los rescatistas llegaban en lanchas y helicópteros a salvar vidas.

ar-lima24-191120(800x600)

En los techos de las viviendas, incluso de dos o tres plantas, se observaban familias enteras que estaban en zozobra, porque el agua continuaba subiendo. Fueron miles de personas las que atendieron los llamados y evacuaron las zonas vulnerables; pero otros por aferrarse a cuidar lo poco que les quedaba decidieron mantenerse en sus viviendas y ayer al verse acorralados sí clamaban por ayuda.

En La Lima, las escenas eran dantescas, el río Chamelecón inundó el municipio en su totalidad, en algunas sectores altos aún había personas tratando de no ser arrastradas por las enfurecidas aguas del Chamelecón; pero desde lo alto se observaban lanchas que pese a los riesgos estaban haciendo rescates.

“Me dio temor y salí nadando”. El anciano de 78 años de edad relató que se había quedado en el techo de su casa para cuidar lo poco que había recuperado, pero le dio temor y salió nadando para pedir ayuda. “No quería salirme porque las cositas cuestan, pero al final todo se inundó y pensé en salvar mi vida y salí nadando”.
Enrique Ulloa, poblador de la colonia San Cristóbal

Debido a la fuerza del agua en la entrada a la colonia Planeta, dos lanchas de rescatistas se dieron vuelta, pero lograron salir del lugar y decidieron esperar que los niveles de la corriente bajaran para continuar su tarea de socorro. Delmis Cardona, coordinador del Comité de Emergencia Municipal (Codem) en La Lima, manifestó que con la tormenta Eta, los daños en el municipio superaban los 24 millones de lempiras, ahora las cifras se superan porque la devastación fue superior.

“Con Iota ocurrió mayor cobertura de zonas inundadas en La Lima, da tanto pesar porque el municipio era un modelo en mitigación, pero lo que se construyó en tantos años, fue destruido. Esperamos el apoyo del Gobierno para reconstruir La Lima para lo que se ocupan muchos millones, tenemos que levantarnos porque somos un municipio luchador y merece ser reconstruido”, expresó entre lágrimas el funcionario. El paso del bulevar del este quedó obstruido frente a la colonia Jerusalén, desde esa zona muchos lanchas de rescatistas hondureños y colombianos intentaron llegar a zonas de la colonia Planeta, pero hasta ayer la fuerza del agua era tanta que impidió el paso.

Sacamos a nuestros hijos”. En la madrugada salió con su esposo e hijos de su vivienda en la colonia Jerusalén en La Lima” ya habíamos limpiado nuestra casa y nunca imaginamos que esto nos volvería a pasar tan rápido. Ahora estamos alojados en el bulevar hasta esperar que el agua baje y regresar a nuestro hogar.

Lety Domínguez, habitante de La Lima

Roberto Varela, comandante de Bomberos en la zona norte, manifestó que en La Lima, la estación de Bomberos volvió a ser inundada, por lo que los mismos rescatistas también estaban damnificados y con los equipo de rescate dañados.

Al menos 80,000 limeños evacuaron La Lima, pero el resto hasta ayer aún estaba atrapado en diferentes colonias y en los campos bananeros, por lo que hoy las autoridades harán recorridos por varios sectores para rescatar a más personas.

Varios helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña se sumaran hoy a las labores de recate en diferentes zonas afectadas del valle de Sula, donde la prioridad siempre serán las mujeres, niños y personas de la tercera edad; igual, llevarán alimentos a los que no acepten evacuar.

ar-lima9-191120(800x600)
La Prensa