Iota ingresará por la región oriental de Honduras y este será su comportamiento

El fenómeno ha causado destrozos en viviendas y dejó incomunicadas varias poblaciones y a muchas personas sin poder ser evacuadas.

/

Tegucigalpa, Honduras.

Las lluvias causadas por Iota, que ha pasado de huracán categoría 5 a tormenta tropical en Nicaragua, está causando lluvias en todo Honduras, país al que entrará este martes por la región oriental, informó la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

El hecho de que el fenómeno natural ingresará por el oriente del país, fronterizo con Nicaragua, no quiere decir que las lluvias serán leves en otras zonas, dijo a los periodistas Francisco Argeñal, oficial del organismo de protección civil, quien subrayó que habrá precipitaciones en todo el país.

Desde el domingo, las lluvias han sido más intensas en los departamentos de Gracias a Dios y Olancho, al este del país, el primero frente al Caribe, donde el lunes al fenómeno causó destrozos en viviendas y dejó incomunicadas varias poblaciones y a muchas personas sin poder ser evacuadas.

Además lea: Lluvias causadas por Iota ya dejan ríos desbordados y casas caídas en Honduras

Las precipitaciones se intensificaron el lunes por la noche en la zona norte, donde en varias regiones aún no había bajado el nivel del agua de las inundaciones que dejó la depresión tropical Eta, que llegó a ser huracán categoría 4, en la escala Saffir-Simpson, hace dos semanas.

Hoy también se registran lluvias en el occidente, donde nacen los caudalosos ríos Ulúa y Chamelecón, que al llegar al norte desbordados inundan el extenso Valle de Sula, donde se localizan ciudades importantes, como San Pedro Sula, la segunda más grande del país.

Lluvias fuertes también se registran desde la madrugada de hoy en el caribeño departamento de Colón, donde un río se desbordó en el municipio de Tocoa, lo mismo que en Olancho y El Paraíso, y Choluteca y Valle, en el sur.



Según las proyecciones de la Copeco, Iota entrará por el sector de Alauca, departamento de El Paraíso, con su núcleo alcanzando el sur de Francisco Morazán, y los sureños Choluteca y Valle, hasta entrar a El Salvador y salir el miércoles por el Pacífico.

En Tegucigalpa, la capital hondureña, las lluvias han sido moderadas en las últimas horas, pero en algunas regiones se han registrado deslizamientos de tierra y caída de arboles, mientras que muchas personas que viven en zonas de riesgo han comenzado a evacuar y otras han sido sacadas de sus hogares por los cuerpos de socorro.

En la capital han sido abiertos varios albergues, dos de ellos en la Villa Olímpica, en el extremo oriental, y en el Instituto Central Vicente Cáceres, en el extremo noroeste.

Algunos pobladores que viven a orillas de uno de los ríos que cruzan por Tegucigalpa, hoy salieron a buscar protección en un bulevar que comunica el norte y oriente de la ciudad.

Los cuerpos de socorro siguen haciendo llamamientos a las personas que viven en zonas de riesgo a que salgan de sus casas y busquen protegerse en los albergues.

Algunas personas aducen que no se van de sus hogares, aún cuando están expuestos al peligro, aduciendo que, si se van, los ladrones les robarán sus pertenencias.

La Prensa