Hondureña triunfa en Estados Unidos como transportista de combustible

Jackeline Ulloa luchó contra la violencia familiar, el acoso y la discriminación de género.

Nueva York, Estados Unidos

A las 1:00 am, Jackeline Ulloa (50), hondureña oriunda de Olancho, se levanta y viste su equipo especial para iniciar un duro día como transportista de combustible, una de las labores de mayor complejidad y exigencia en el transporte pesado y donde las mujeres luchan por abrirse campo.

Luego de ochos años de maltrato físico de su esposo en Honduras, y con la visión de triunfar para sacar a sus hijos adelante, emigró a Estados Unidos el 3 de noviembre de 1993 con 24 años.

Las cosas no fueron fáciles; la hondureña contó a LA PRENSA, que tuvo que dejar a sus hijos en tierras catrachas, y luego de estar separados 5 años y trabajar vendiendo frutas y filetear pescado, logró conseguir una residencia estadounidense, para consecuentemente llevar a sus hijos Hamilce, Héctor y Cristian a su lado.

Ulloa, ante la falta de recursos para pagar la escuela de derecho para convertirse en abogada, optó por estudiar para obtener una licencia comercial de manejo unidades de equipo pesado.

Ulloa comenzó con caja refrigerada y después se certificó para transportar combustible. Esta área es compleja porque debido a la naturaleza de los combustibles, que son explosivos, los choferes como Ulloa, deben pasar por una revisión del FBI y si tienen antecedentes criminales muy difícil puedan optar a ese puesto, ya que es una gran responsabilidad. Un chofer regular no puede transportar carburantes sin el permiso del gobierno.

Hondureña en Estados Unidos3(800x600)
La hondureña maneja por las autopistas de Connecticut, New Jersey, Rhode Island, Nueva York y Boston.

La hondureña, ha tenido que luchar contra el acoso masculino en su profesión, pero con el paso de los años ha aprendido a lidiar con el hostigamiento y hacerse respetar con su habilidad al volante, pues en cerca de 20 años solo ha tenido un accidente.

"Hay muchas mujeres manejando trailers normales en EUA, pero en los estados donde opero solo circulamos cinco mujeres que transportamos combustible. Tuve discriminación por género y acoso sexual, incluso en el 2006 gané una demanda porque el dueño de una empresa me despidió porque no quería tener mujeres en su empresa. Mujeres podemos salir adelante honradamente".

La hondureña insta a las mujeres que reciben abusos en sus hogares, que denuncien, porque se debe romper el ciclo del cual ninguna mujer debería ser víctima.

Ulloa en el 2021 quiere volver a Honduras, específicamente a San Pedro Sula, para abrir una escuela de manejo para darle oportunidades a las mujeres en esa área. "Las mujeres podemos ser lo que querramos, electricistas, choferes e ingenieras, tenemos que generar oportunidades", finalizó.

Hondureña en Estados Unidos2(800x600)
Jackeline Ulloa insta a las mujeres que reciben abusos romper el ciclo de violencia.
La Prensa