Suspenden labores en el sector público ante la amenaza del huracán Iota

Las autoridades llaman a salvaguardar la vida en vista de la emergencia nacional por el potente ciclón de categoría 5.

De acuerdo con las autoridades, el propósito es proteger la integridad física de los hondureños.
De acuerdo con las autoridades, el propósito es proteger la integridad física de los hondureños.

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno de Honduras, a través de la Secretaría de Estado informó este lunes que ante la a la amenaza del huracán Iota, se suspenden las labores de los empleados del Poder Ejecutivo este martes y miércoles.

En el comunicado también le solicitan a la empresa privada tomar la misma medida, con el fin de salvaguardar la integridad física de todos los hondureños.

De esta medida exceptúan las instituciones que por razones de brindar servicios públicos de defensa, seguridad nacional, salud, aduanas, puertos, emergencias y todas aquellas de vital importancia para la población y la economía del país; deben continuar en las áreas que cada titular considere indispensable para su funcionamiento.

Además lea: Unas 20,000 personas se niegan a evacuar en Villanueva

Cohep.159(800x600)
Comunicado del Cohep.

Pronostican que Iota será catastrófico

Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) el huracán Iota alcanzó la categoría 5 en la escala Saffir-Simpson y mantiene vientos de 260 kilómetros por hora.

El potente ciclón está ubicado a 205 km/h al sureste del Cabo de Gracias a Dios, se espera ingrese a suelo nicaragüense hoy en la noche.

"Se prevé que Iota siga siendo un catastrófico huracán de categoría 5 cuando se acerque a Centroamérica esta noche", señaló el NHC, que advierte de lluvias extremas, catastróficos vientos y una peligrosa subida de la marea en esa región que este mismo mes recibió el impacto del fenómeno tropical Eta.

En vista de ello, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) se ha emitido alerta de huracán desde el Cabo de Gracias a Dios hasta Barra Patuca y alerta de Tormenta para el resto del Litoral Caribe hondureño.

La Prensa