Productores de Colón estiman L100 millones en pérdidas por daños al arroz

En el departamento, los suelos están saturados a causa de las inundaciones de días atrás, por lo que ante la amenaza de Iota los pobladores están vulnerables.

Durante un recorrido que hizo el equipo periodístico de Diario LA PRENSA por diferentes puntos de Colón, cientos de familias y productores seguían limpiando los daños provocados por la tormenta tropical Eta en los cultivos de palma, cítricos, granos básicos y ganadería.
Durante un recorrido que hizo el equipo periodístico de Diario LA PRENSA por diferentes puntos de Colón, cientos de familias y productores seguían limpiando los daños provocados por la tormenta tropical Eta en los cultivos de palma, cítricos, granos básicos y ganadería. / Fotos: Mois Valenzuela

TOCOA, COLÓN.

La semana pasada de relativa calma resultó insuficiente para que la población afectada por la tormenta tropical Eta lograra asimilar la llegada del huracán Iota.

En las aldeas tocoeñas Chiripa, Prieta y Lérida prácticamente todas las familias y los locales de pequeños negocios y cooperativas sufrieron las inundaciones de los días después a las lluvias del 4 y 5 de noviembre.

Cientos de personas seguían limpiando el lodo de sus casas cuando el equipo periodístico de Diario LA PRENSA recorrió diferentes puntos del departamento durante el viernes 13.

335 mil personas es la población de Colón, compuesto por 10 municipios. Cerca de 172,000 personas viven en el área rural y las 163,000 restantes en la urbana.

La economía de Colón está basada en la ganadería y la agricultura, siendo los cultivos de aceite de palma, granos básicos, cítricos y banano los más predominantes. Sin embargo, los estragos de Eta han provocado que las áreas de producción estén vulnerables cómo nunca antes.

“Los daños han sido incalculables y en muchas de las áreas afectadas todavía no hay acceso. Para reparar esos accesos y daños en la infraestructura se ocupará una innumerable cantidad de horas jornales”, refirió Ángel Saúl Bueno, ganadero y productor de aceite de palma.

31% Nivel de embarazo adolescente en Colón, uno de los más altos a nivel nacional. Una considerable cantidad de la población del departamento ha emigrado a Estados Unidos.

El agricultor intervino junto con otros cinco productores de la zona en una reunión organizada por el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Tocoa, Carlos Saúl Alemán, para exponer la situación del departamento antes y después del desastre natural reciente.

“Estamos muy preocupados porque ahora vendrá más agua. Los suelos están saturados y cualquier llovizna leve va a provocar daños serios. La gente en Prieta está refugiada en carpas en las carreteras porque no tienen un techo”, agregó Bueno.

Durante una gira por Colón, productores informaron a Mauricio Guevara, secretario de Agricultura y Ganadería (SAG), que hay alrededor de 6,884 manzanas de cítricos afectadas, a las que se le suman 4,000 manzanas de arroz y 5,000 manzanas de maíz para autoconsumo perdidas a causa de las inundaciones.

Somos el departamento con más plantaciones de aceite de palma en el país.
Jairo Santos, agricultor

“Estamos tratando de terminar de recolectar la información para contar con una hoja de ruta clara para la zona”, dijo el funcionario.

Guevara aseguró que proporcionarán alimentación suplementaria y programas de vacunas al ganado, en vista de que hay aguas contaminadas que pondrían en problemas a los animales. También dijo que habrá campañas de vacunación y dotación de vitaminas para el ganado.
Asimismo, Guevara indicó que el bono de solidaridad productiva será reorientado a las zonas en que todavía pueden darse siembras de postrera tardía, por ejemplo, en cultivos de frijol.

“El Gobierno habla de que en el departamento hay 13,000 viviendas y 67,000 personas afectadas. Solo en el sector productivo se estima que las pérdidas en dinero que no va a ingresar en el departamento son de más de 100 millones de lempiras, y muchos productores solo a eso se dedican en todo el año”, indicó el productor Rosel Matute.

fr-Colon-161120 (4)(800x600)
Para los productores, los parámetros que miden la pobreza en Honduras no reflejan la realidad del departamento, por lo que los dejan fuera de programas de desarrollo.

Acciones

Ante los eventos recientes, para fuerzas vivas y productores de los valles del Aguán y Sico-Paulaya una de las acciones inmediatas es formar una comisión multisectorial que les permita trabajar en conjunto por el bien de las comunidades.

“Es una realidad que el valle de Sula ha divulgado los efectos de su catástrofe desde el miércoles 4, y nosotros, una semana después de las aguas, todavía no hemos podido calcular los daños. En ese sentido, allá están muy preparados y muy organizados, haciendo que todos los ojos estuvieran en el valle de Sula, pero aquí los daños han sido igual o mayores”, aseguró Matute.

Otro aspecto al cual los productores consideran que las autoridades deben prestar atención es la infraestructura que conecta caseríos y aldeas de Colón.

“Por ejemplo, desde hace años el puente de Taujica (Tocoa) está a medias y sigue en las mismas condiciones. Pasan Gobiernos y nadie se preocupa por ese puente, quizá hasta que se caiga y nos deje incomunicados”, manifestó el agricultor Jairo Santos.

fr-Colon-161120 (7)(800x600)
Familas afectadas en la aldea Prieta, en Colón, siguen a la deriva.

El productor agregó también que en igual o peores condiciones están accesos de Trujillo, “que nadie los voltea a ver. Colón es un polo de desarrollo y somos importantes en términos de ingresos que aportamos”.

Santos, al igual que otros productores entrevistados, considera que a nivel de políticas gubernamentales Colón está relegado como un departamento conflictivo y militarizado.

“Queremos trabajar, pero también conseguir el apoyo. Las ayudas siempre se quedan en otras partes”.

Los agricultores insisten en que el Gobierno debe recordar que Colón es parte de Honduras.

fr-ColonCortesia-161120(800x600)
La Prensa