Huyen de Iota: Por aire y agua también realizan evacuaciones miles de hondureños

Familias completas salieron de los campos de El Progreso, La Lima y Puerto Cortés ante la alerta por Iota.

Son cientos de familias que están en zozobra por las consecuencias del nuevo fenómeno natural.
Son cientos de familias que están en zozobra por las consecuencias del nuevo fenómeno natural. /

El Progreso, Honduras.

Ante la alerta de la tormenta Iota, miles de personas que aún estaban en zonas vulnerables del valle de Sula están siendo evacuadas en lanchas y helicópteros de la Fuerza Aérea Hondureña.

LA PRENSA hizo un recorrido por el río Ulúa, en el sector de los campos bananeros, adonde cientos de familias que se resistían a salir de sus comunidades han aceptado evacuar.

Sus casas y cultivos están destruidos y otra crecida del río podría acabar hasta con sus vidas, ya que gran parte de los bordos fue arrastrada por las crecidas.

LEA: Subieron a 102,079 contagios por COVID-19 en Honduras y a 2,820 los muertos

A la orilla del Ulúa se pueden observar las rupturas de los bordos, los cuales fueron destruidos por la fuerza del agua tras el paso de la tormenta y depresión Eta. Eso provocó que todas las comunidades de los campos quedaran totalmente inundados.

ar-cocodriloecvacuación-151(800x600)
Un cocodrilo en el río Ulúa.

Muchas champas provisionales se observan en los bordos que aún están firmes, en donde algunas familias pese a los riesgos y los llamados de las autoridades, se resisten a salir.

Después de un viaje en lancha de unas cuatro horas se llega al campo Amapa, donde habitan unas mil familias. Ayer el 80% de los pobladores habían sido evacuados en lanchas y helicópteros.

Rosa Matute es una pobladora de Campo Victoria, ella relató que ya tiene 12 días de estar instalada en un bordo, pues su casa fue inundada; aun así no quiere evacuar porque tienen sus cosas y en los helicópteros y las lanchas no le permiten llevar sus pertenencias. “Apenas pudimos quedarnos con la ropa que vestíamos, todo nos quedó destruido; pero si nos sacan de aquí no tenemos para donde irnos, esta es nuestra aldea y si toca morir aquí, pues así será, solo nos ponemos en las manos de Dios”, relató la pobladora.

ar-evacuacion7-151120(800x600)
Son cientos de familias que están en zozobra por las consecuencias del nuevo fenómeno natural.

Al igual que doña Rosa, otras familias de Amapa, a pesar de estar en alto peligro, han decidido quedarse. LA PRENSA les ofreció trasladarlos a un albergue, pero no aceptaron porque tienen miedo de abandonar sus comunidades y que delincuentes lleguen y les roben lo poco que les queda.

El municipio de El Progreso es uno de los más afectados del valle de Sula. Miles de personas de diferentes aldeas ya tienen 12 días de estar incomunicadas y solo están a la espera de las ayudas que son llevadas por autoridades y personas voluntarias que con esfuerzo propio logran llegar a las zonas más alejadas, en su mayoría fincas.

Solidaridad

Un grupo de progreseños y teleños se han unido para recaudar fondos y comprar alimentos. También han prestado varias lanchas para hacer traslados gratuitos desde los campos hasta el puente La Democracia, ya que otras personas llevan lanchas, pero cobran hasta ocho mil lempiras por el traslado de las familias.

Heydi Tejeda es una progreseña que desde el principio de la emergencia ha dado apoyo a miles de necesitados. “Con amigos de Tela gestionamos el apoyo de las lanchas, el gasto de combustible ha sido con apoyo de otros colaboradores de El Progreso y otras zonas que saben de las necesidades que tienen tantas personas que aún no han sido trasladadas”.

En los bajos del puente la Democracia, las lanchas llegan cargadas de familias, quienes han sufrido varios días por falta de alimento, pero por la urgencia de leche y pañales tienen que salir a lugares adonde sí les dan ayuda.

ar-evacuacion3-151120(800x600)
Ayer muchas personas fueron evacuadas por aire y agua para ser trasladadas a zonas seguras.

Otra de las voluntarias es Fabiola Contreras, reina del Carnaval de La Ceiba, quien con una comitiva llevaron alimentos y otro tipo de ayudas para las familias de los campos bananeros.

“Nos trasladamos desde La Ceiba, después de recaudar lo que fuera más necesario para estas personas que pasan por momentos difíciles y tenemos que ser solidarios”.

En los bajos de Baracoa y los campos bananeros de La Lima, los pobladores también están alarmados por la llegada del nuevo fenómeno natural, por lo que solicitaron el apoyo, y varios helicópteros hicieron las evacuaciones y los trasladaron a la base aérea Armando Escalón Espinal. En los municipios de La Lima y San Manuel, muchas familias ayer seguían evacuando, en el bulevar del este, se observaban los carros de paila, camiones y hasta en bicicletas sacando las pocas pertenencias que lograron salvar de las inundaciones de la tormenta Eta.

ar-evacuacion8-151120(800x600)
Ayer muchas personas fueron evacuadas por aire y agua para ser trasladadas a zonas seguras.

La Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS) trabaja en la remoción de escombros en las estructuras de los puentes y canales situados en el bulevar que conduce de San Pedro Sula aEl Progreso para proteger las estructuras hidráulicas ante la amenaza a nuevos eventos climáticos que pudieran desarrollarse. Asimismo, trabajan en el cierre de boquetes provisionales de bordos de la margen izquierda de canal Chotepe en Puerto Escondido, trabajos provisionales en la bocatoma canal Filopo del municipio de La Lima.

La Prensa