Comienzan las descargas controladas de agua en El Cajón

Las autoridades de la Enee estarán revisando el caudal de los ríos en tres puntos para evitar inundaciones.

VER MÁS FOTOS
Imagen de las descargas de agua realizadas a las 9:00 am de este sábado en El Cajón.

Tegucigalpa, Honduras.

La Central Hidroeléctrica Francisco Morazán, más conocida como El Cajón, abrió su cortina pasadas las 9:00 am de este sábado para realizar las descargas de agua de manera controlada antes que el fenómeno Iota azote el país.

Mientras se efectúen las descargas controladas preventivas, se realizará un monitoreo permanente con personal de la Enee en diversos lugares estratégicos: a la altura del puente Santa Rita sobre el río Humuya, en el puente Pimienta y Santiago sobre el río Ulúa, para medir los aportes de otros ríos tributarios al rio Ulúa. También se coordina con la Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula y con Copeco para tomar las medidas de prevención requeridas.

Leonardo Ramos Soto, ingeniero de la Enee, se refirió a las descargas de agua y a la población del Valle de Sula que ha expresado su preocupación por ello. "El principal afluente de El Cajón es el río Humuya, que después del embalse se conoce como el río Ulúa, este jamás podría llenar ninguna colonia de San Pedro Sula porque en ninguna parte de su afluente pasa por el municipio".

"Este río (Ulúa) es peligroso para Santa Rita, San Manuel, Potrerillos, El Progreso, La Victoria y Urraco, entre otros, así que en San Pedro Sula es totalmente infundado que debamos tener miedo a las descargas de El Cajón o pensar que La Lima podría ser inundada de nuevo por estas descargas", afirmó.

Ramos Soto señaló que el río que inunda San Pedro Sula es el Chamelecón, que recoge toda el agua de la Cordillera del Merendón desde Ocotepeque, Copán, Santa Bárbara, hasta llegar a Cortés, además, los otros ríos más pequeños como Bermejo, río Piedras y río Blanco, entre otros que son afluentes de Chamelecón.

cajon 1.1(1024x768)
Momento en que el agua comienza a salir con mucha presión de la represa hidroeléctrica.

Pasaron 10 años y dos meses después de la última vez que se operaron las compuertas de la Central Hidroeléctrica Francisco Morazán, para que las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) tomaran la decisión de volver a abrirlas como medida de prevención ante la inminente llegada del huracán y tormenta tropical Iota.

Ubicada el mar Caribe, Iota descargará su furia en territorio hondureño el próximo martes, según los pronósticos de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), por lo que las autoridades de la Enee decidieron iniciar las descargas de agua antes de que las precipitaciones del fenómeno aumenten el caudal de los ríos del valle de Sula.

Rolando Leán Bú, presidente de la comisión interventora de la Enee, socializó ayer el plan de acción de las descargas controladas en El Cajón, que inició hoy sábado minutos después de las 9:00 am.

“Serán descargados 300 y 500 metros cúbicos por segundo durante un período supervisado de 48 horas, tiempo que está sujeto al comportamiento meteorológico que se registre en el país”, expresó el comisionado de la Enee.

IMPORTANTE: ¿Se puede romper El Cajón? Mitos y verdades sobre posibles fallas en la represa hidroeléctrica hondureña

Leán Bú explicó que las descargas se realizarán de forma continua para que el nivel de agua del embalse alcance los 285 metros sobre el nivel del mar, el cual se encuentra en 285.85; o sea, que bajarán 85 centímetros de agua en tres días.

Fotografía que LA PRENSA captó minutos antes de abrir la represa de El Cajón este sábado.

“Es importante destacar que las descargas controladas se realizan con mucha responsabilidad, de la mano de un equipo de técnicos de alto nivel, especializados en este campo, conformado por unas 28 personas”, declaró el funcionario.

“Desde la entrada del fenómeno natural Eta al país y mientras la tormenta tropical pasaba por el territorio nacional, El Cajón retuvo 4,800 metros cúbicos por segundo y crecidas máximas de 6,100, situación que ni en tiempos del huracán Mitch sucedió”, acotó el comisionado.

Precauciones

Rolando Rodríguez, director de generación hidroeléctrica de la Enee, explicó que normalmente por generación de energía el embalse descarga 200 metros cúbicos de agua al caudal del Humuya, por lo que un incremento de 300 metros cúbicos no tendrá gran impacto en el caudal del río. “De acuerdo con la experiencia de otros años, lo que ha variado el caudal del Humuya a la altura de Santa Rita son cinco centímetros”, dijo.

Sin embargo, el experto manifestó que hay que tener precauciones por el impacto que dejó Eta en el valle de Sula.

“Hay que considerar que la situación es diferente porque en muchos sitios no hay bordos de protección y el río fluye libremente, y con una crecida mínima el río puede entrar, por eso estaremos monitoreando el comportamiento del caudal”, explicó el experto.

Rodríguez comentó que han seleccionado puntos claves para hacer los monitoreos, ya que en esos sitios todavía da tiempo de maniobrar las descargas. Según los cálculos de los administradores de la central hidroeléctrica, el impacto de las descargas llega al Ulúa en unas 5 o 6 horas, aunque estas pueden variar porque será la primera vez que hagan descargas con la Central Hidroeléctrica La Vegona, en aguas bajas del Humuya.

Las autoridades aseguraron que cerrarán las puertas de El Cajón cuando los efectos de Iota estén en el país.

La Prensa