Sicaria dispara y mata desde una moto a un conductor de bus en Tegucigalpa

Rommel Joel Zambrano Zelaya fue ultimado en la colonia 21 de febrero.

El cuerpo del conductor quedó junto al timón de la unidad.
El cuerpo del conductor quedó junto al timón de la unidad.

Tegucigalpa, Honduras.

La violencia volvió a los pasillos del transporte público a medida se flexibilizan las medidas de circulación en el país. Este jueves en horas de la mañana fue asesinado a balazos un motorista de un bus urbano en la colonia 21 de Febrero, bulevar Fuerzas Armadas de la capital.

La víctima respondía al nombre de Rommel Joel Zambrano Zelaya, residente en la colonia Los Pinos, siempre en Tegucigalpa.

Información preliminar en manos de las autoridades indica que una pareja que se conducía en motocicleta se acercó al conductor, y sin mediar palabra, una mujer que iba en la parte trasera, disparó hasta arrebatarle la vida.

Puede leer: Exigiendo justicia le dan el adiós a la pequeña Fátima

Rommel Zambrano conducía una unidad que cubre la ruta Carrizal- Unah- La Sosa, y al parecer lo venían siguiendo, pero cuando se detuvo para bajar pasajeros fue atacado.

Luego de la ráfaga de disparos, miembros de la Policía Nacional fueron alertados del suceso, por lo que en patrullas se desplazaron hasta el lugar y al constatar lo ocurrido procedieron a acordonar la escena del crimen.

bus 2.13(1024x768)
Compañeros de trabajo lamentaron el asesinato y pidieron a las autoridades dar con el paradero de los responsables.

Agentes se movilizaron en motocicletas en los puntos aledaños donde mataron el motorista con el objetivo de ubicar a los responsables, pero de momento no hay capturados.

Piden justicia

Familiares del transportista llegaron a la escena, su niña de unos 6 años se acercó al cuerpo muy desconsolada y tratando de entender la terrible situación. En tanto, uno de los hermanos de la víctima cayó destrozado al suelo y lloró enfrente de donde yacía el cuerpo de Joel Zambrano.

Además: Matan a una mujer frente a sus hijos en Gracias, Lempira

"Nosotros nos levantamos desde las 4:00 am para salir a trabajar y pasa esto, no es justo", decía con dolor e impotencia un compañero de trabajo. Al ser consultado que si este hecho violento se derivó del conocido "impuesto de guerra", dijo desconocer el motivo y agregó que no sabe cómo están manejando la situación los propietarios de buses, ya que ellos solo son empleados.

La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) indaga este nuevo hecho violento que arrastra luto y dolor en otra familia hondureña. Personal de Medicina Forense del Ministerio Público (MP) llegó al sitio tiempo después para levantar cuerpo del motorista y trasladarlo a la morgue.

La Prensa