Hondutel acumula pérdidas de 700 millones de lempiras

Esta empresa tiene siete años esperando que se ejecute un plan de rescate Hay potencial de expandir servicios de internet en las escuelas.

Edificio principal de Hondutel en Tegucigalpa. La estatal ofrece servicios de telefonía móvil, telefonía fija e internet con cobertura a nivel nacional.
Edificio principal de Hondutel en Tegucigalpa. La estatal ofrece servicios de telefonía móvil, telefonía fija e internet con cobertura a nivel nacional.

San Pedro Sula, Honduras.

Con un acumulado de 700 millones de lempiras en pérdidas es difícil pensar que a principios del milenio la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) era la que sacaba las castañas del fuego a los Gobiernos de turno.

Como casi todos los sectores, la estatal ha sufrido el impacto del covid-19. Conforme a los datos más recientes disponibles, de enero a julio la diferencia entre ingresos y egresos mostró un saldo negativo en 114.2 millones de lempiras ($4.5 millones).

La cifra es 24.2% peor que las pérdidas por 91.2 millones de lempiras (3.6 millones de dólares) reportadas un año atrás.

LEA: Más de 200,000 abonados se suman a la lista de deudores de la Enee

Los ingresos totales sumaron 613.1 millones de lempiras ($24.3 millones), en este caso un 16% menos en comparación al año pasado. Los resultados derivan de una baja significativa en todos los segmentos de facturación. Los gastos, en tanto, totalizaron 727.3 millones de lempiras (28.8 millones de dólares), 12% menos que en el primer semestre de 2019.

Las entradas por llamadas nacionales bajaron de L524.8 millones a L451.3 millones, equivalente a L73.5 millones menos. Los ingresos por servicios internacionales disminuyeron de L188.5 millones a L146.4 millones, con una caída de 42.1 millones, según Hondutel.

La compañía de telecomunicaciones lleva años en números rojos por efecto de malas decisiones administrativas y poca voluntad por solventarlos.

Los últimos datos señalan que tiene 10,000 suscriptores móviles, 23,000 abonados fijos y más de 300,000 líneas móviles.

fr-Hondutel1(800x600)
A finales de los 90, los usuarios esperaban meses por su línea fija.

“Durante la pandemia, con los decretos emitidos para no pagar telefonía, luz y agua, Hondutel ha tenido una caída fuerte porque dejó de percibir 80 millones de lempiras entre marzo y agosto”, dijo Orlando Mejía, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Sitratelh).

El dirigente indicó que, además de las pérdidas acumuladas, en el flujo de caja hay un desfase de 30 millones lempiras, por lo que “la empresa ha dejado de pagar los compromisos mensuales tanto con los trabajadores como con el resto de instituciones proveedoras que tienen. Todo eso nos ha preocupado, pues ya casi estamos en 2021 y todavía no vemos una salida”.

A finales de 2018, las autoridades de la estatal estimaron en $100 millones (L2,400 millones) el dinero necesario para salvar a la compañía; sin embargo, las proyecciones no estaban basadas en planes concretos.

Ese año, la estatal perdió 204 millones de lempiras ($8.1 millones ) y en 2019, 308 millones de lempiras ($12.2 millones). Los indicadores para 2020 parecen ir por el mismo camino.

“Los trabajadores no estamos conformes con la situación actual. Estamos llamando la atención para que el presidente de la república, el Congreso, la Secretaría de Finanzas y Conatel retomen el plan de rescate financiero”, expresó Mejía.

Han pasado siete años desde que las autoridades empezaron a hablar sobre un plan de rescate que incluía la obtención de financiamiento para modernizar la estatal y que debía ser aprobado por el Legislativo.

LC telefonia 151020(800x600)

En el decreto 137-2013 publicado en el diario oficial La Gaceta de julio de ese año aparecía una serie de medidas encaminadas, principalmente, a honrar el salario de los empleados de la empresa de telecomunicaciones.

Dos años más tarde, en enero de 2015, autoridades de Hondutel anunciaron que recibirían fondos de capitales mexicanos por $15 millones para fortalecer el servicio de internet de banda ancha, hacer mejoras en su servicio de telefonía móvil 3G y desplegar su nueva red 4G.

Semanas después, en febrero de ese hace año, alrededor de 530 empleados fueron despedidos en Tegucigalpa tras 120 días de suspensiones como medida para reducir el gasto y aliviar las finanzas de la empresa.

Sin embargo, al encontrarse que los despidos de los trabajadores no tenían lugar, la estatal debió recontratarlos y pagar demandas laborales por encima de los L600 millones.


Plan de rescate

De acuerdo con el sindicato de trabajadores de la estatal, hace tres años sostuvieron una serie de reuniones con autoridades de Gobierno para avanzar en el plan que, finalmente, sanaría las finanzas de la empresa.

El año pasado, la entonces titular de la Secretaría de Finanzas, Rocío Tábora, dijo que los proyectos de austeridad y ordenamiento solicitados por los empleados a la Gerencia de Hondutel no cumplen con los parámetros de rigor y que mucho menos encajaban en la situación de emergencia.

En las declaraciones en mención, la exfuncionaria descartó que hubiera intenciones de privatizar o concesionar la empresa, tal y como ha ocurrido con otras estatales.

“Lo que vamos a hacer con Hondutel forma parte de la estrategia nacional de la modernización de las tecnologías, sabemos que hay presiones porque no será a corto tiempo, pero un cambio de verdad no se hace de un día para otro y nadie va a invertir si no hay garantías de una ruta viable para la empresa”, comentó Tábora.

Claves de Hondutel
1. Caída de usuarios de telefonía fija
Cada año, Hondutel pierde más de 10,500 líneas de telefonía fija, lo que representa unos 14 millones de lempiras que deja de recibir la estatal. Las autoridades indican que la reducción de clientes se debe a los cambios tecnológicos, pues ahora la mayor parte de personas utilizan sus celulares.
2. Creación de la estatal
El 7 de mayo de 1976 sale publicado el decreto 341, en el que se crea la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) con la finalidad de regular la tecnificación, modernización y expansión del sistema de telecomunicaciones en Honduras y lograr rentabilidad acorde con el incremento de los servicios.
3. Tendencia en países de latinoamerica
Empresas de telecomunicaciones con participación de Gobiernos colaboran en el empuje de la cobertura de servicios en años recientes. Con capital enteramente estatal o una combinación público-privada, estas empresas estatales han contribuido a cambiar el rostro del mercado donde participan.

El plan de rescate, que según el sindicato de la estatal, aunque no es público todavía, lo tiene en su poder Finanzas, la comisión del Congreso Nacional y Conatel, plantea permitir a Hondutel llevar internet a 17,000 escuelas públicas, a las instituciones de Gobierno, parques públicos y adonde requieran conectarse a la red, la estatal podrá volver a ser rentable, como lo fue en el pasado.

“Lo que pasa es que para los Gobiernos, Hondutel ya no es prioridad, y por eso nos tienen en ese abandono”, dijo Mejía.

Meses atrás, el representante residente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Honduras, Eduardo Márquez Almeida, enfatizó en que Hondutel necesita ser competitiva en telefonía fija e internet.

“La opción que se está poniendo es de poner algunas inversiones en Hondutel para que sea competitiva en telefonía fija e internet”, refirió, al tiempo de destacar que la empresa tiene buena infraestructura en banda ancha de internet.

El funcionario indicó en ese momento que el BID apoya el Gobierno hondureño en trazar la hoja de ruta que defina la estatal de telecomunicaciones.

Márquez Almeida resaltó que Hondutel tiene una ventaja por encima de empresas con base en que puede llegar a pequeños municipios, pueblos, hospitales y postas de Policía para ofrecer servicios de internet.

El organismo multilateral, junto con la Secretaría de Educación, está impulsando un proyecto para potenciar el internet de banda ancha de forma gratuita para los estudiantes.

La iniciativa, según funcionarios de Gobierno, podría ser clave para la recuperación de Hondutel a través de la contratación de servicios de internet.

En criterio de Rolando Milla, presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE) Capítulo Noroccidental, “es esencial mejorar la ejecutoria gerencial y que cada gerente se responsabilice de sus actos y que sea comprometido, pues de lo contrario seguirán quebrando empresas, así como quebró Hondutel, cuando estas deberían ser un colchón para generar ingresos”.

Para conocer la posición oficial de la estatal de telecomunicaciones, LA PRENSA contactó ayer vía WhatsApp al gerente general de Hondutel, Melvin Maldonado, pero al cierre de la edición no dio respuesta.

Junto con la intermediación financiera, el sector de telecomunicaciones fue el único que reportó crecimiento a julio pasado, según el índice mensual de actividad económica elaborado por el Banco Central.

El sector de telecomunicaciones aumentó 4.0% (3.3% a julio de 2019), determinado por el incremento en la cantidad de minutos cursados en telefonía móvil y mayor demanda de servicios de internet para realizar teletrabajo, videoconferencias, aulas virtuales y entretenimiento, según el informe.

Además, incidió de forma positiva el resultado favorable de los servicios de televisión por cable y de almacenamiento de datos corporativos.

La Prensa