Crivelli se reintegra como alcalde de Choloma tras dos meses suspendido

Sala de lo Constitucional admitió un recurso de amparo y le permite seguir en el cargo.

Leopoldo Crivelli llegó ayer a trabajar a la alcaldía de Choloma.
Leopoldo Crivelli llegó ayer a trabajar a la alcaldía de Choloma.

Choloma, Honduras.

Después de estar casi dos meses suspendido de su cargo, Leopoldo Crivelli Durant se reintegró ayer a sus funciones como alcalde.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia conoció un recurso de amparo interpuesto por los apoderados legales de Crivelli contra la resolución adoptada por la Corte de Apelaciones en Materia de Corrupción que le suspendió del cargo de alcalde de Choloma en agosto pasado.

El 30 de septiembre, los magistrados de la Sala conocieron los antecedentes del caso por lo que admitieron el amparo con suspensión provisional del acto reclamado, que en este caso específico es la suspensión de Crivielli como alcalde.

LEA: Preparan 30 requerimientos fiscales en contra de policías hondureños

Melvin Duarte, portavoz del Poder Judicial, recordó que al alcalde se le sigue un proceso penal en el Juzgado Anticorrupción por los delitos de fraude, falsificación de documentos públicos y violación de los deberes de los funcionarios por la supuesta sobrevaloración de un terreno.

Crivelli se presentó ayer a sus funciones como alcalde y manifestó a LA PRENSA que al levantarse la suspensión regresó a su trabajo, mientras se desarrolla el proceso judicial que aún está pendiente. “La compra del terreno, pienso de manera particular, que lo individualizaron y solo yo estoy cargando con el proceso, pero todo fue por un bien para el municipio, en Choloma todos saben que fue un precio justo”.

El funcionario aseguró que el terreno para el relleno sanitario fue comprado en 10.5 millones de lempiras y actualmente tiene un valor superior a los 94 millones, lugar en el que, según él, se descargan más de 300 toneladas de basura diaria, por lo que asevera que no han hecho ningún daño.

El alcalde dijo que su aspiración por la cuarta reelección sigue en pie y mientras el pueblo lo apoye y le pidan que siga siendo su alcalde, continuará. “Siempre voy a ganar ya que de cada diez ciudadanos, seis apoyan a Polo Crivelli y la misma gente dice que van por la quinta”.


Antecedente

El 21 de agosto pasado, por orden de la Corte de Apelaciones Anticorrupción, Crivelli fue suspendido de su cargo, puesto que los magistrados confirmaron un auto de formal procesamiento por los delitos que le acusa el Ministerio Público.

El expediente judicial señala una presunta valoración de 7.5 millones de lempiras del terreno del botadero municipal, el que tenía un costo de 3 millones, de acuerdo con la valoración de bienes nacionales del Estado.

La Prensa